Argentina y Brasil buscan superar trabas producidas por el impacto de la crisis

Los principales socios del Mercosur, Argentina y Brasil, se reunirán en estos días en Brasilia, capital del Brasil, para buscar formas de solución para los problemas surgidos en las relaciones bilaterales dentro del Mercosur, debidas principalmente a los primeros coletazos de la crisis global que afecta en la actualidad a buena parte del mundo.

La noticia, comentada hoy en forma extensa en el diario «El país» de Uruguay, otro socio de la alianza del Mercosur, afirma que esta reunión pactada entre los dos grandes de Sudamérica casi de urgencia, nace del hecho de que el comercio bilateral cayó en forma pronunciada en los meses de Enero y Febrero, y eso «no es bueno para ninguno de los dos países», según declaraciones del canciller brasileño Celso Amorim.

Ambas naciones deberán poner su mayor esfuerzo para superar en bloque los problemas financieros y monetarios que comenzaron a aparecer como consecuencia de la crisis económica mundial y la baja de las exportaciones de ambos países, sobre todo al continente europeo.

La situación se ve empeorada por el hecho de que además de que las exportaciones hacia Europa están disminuyendo mes a mes, el intercambio comercial entre los dos países también disminuyó en lo que va del año 2009, con el consiguiente perjuicio para las economías de los socios sudamericanos.

La reunión de las delegaciones de las dos naciones estarán encabezadas por ambos presidentes en persona, Cristina Fernández por la Argentina y Lula Da Silva por el Brasil, lo que habla a las claras de la importancia que se le da a esta reunión.

Hace quince días, Brasil promulgó y desactivó en horas una serie de medidas que ponían freno a una importante cantidad de importaciones, incluso de la Argentina, para tratar de preservar las fuentes de trabajo en el país.

Pero la reacción argentina no se hizo esperar, y aduciendo que esta medida provocaría una caída muy grande en el índice de empleos en todo su territorio, logró que se llegara a un punto intermedio de acuerdo, en donde ambas naciones cedieron en parte sus pretensiones iniciales.

En concreto, en la reunión bilateral se buscará encontrar una manera de enfrentar la situación mundial, en un contexto de economías ya bastante deterioradas para ambos Gobiernos, de forma tal que los próximos meses puedan sobrellevarse con la menor cantidad de sobresaltos posibles, aunque las esperanzas de que eso ocurra no son demasiadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies