A pesar de algunas condiciones favorables, la crisis global se verá en México por lo menos hasta fines del 2010

De acuerdo con una encuesta realizada por la consultora y encuestadora KPMG, entre más de 600 de los directivos de las compañías más importantes con sede en su territorio, a México puede tomarle alrededor de dos años recuperar sus finanzas debido al impacto de la crisis global económica y financiera que se siente en casi todo el mundo.

Más del 47% de los encuestados sintió ya la falta de liquidez de sus empresas, y los consultados afirman en su mayoría que los efectos que más impactaron en las compañías en las que desempeñan como altos directivos son la subida de los costos, la caída de los ingresos y, en consecuencia, la pérdida de rentabilidad de las empresas.

La encuesta, que se tituló «Impacto de la crisis en las empresas de México», señalo con respecto a lo que afirmaron los directivos, que el 47% de ellos está sintiendo la falta de liquidez, el 25% el incremento en el costo de la deuda y el 22% las restricciones que hoy en día tienen para el acceso a los créditos.

Durante una conferencia de prensa que se realizó en su mayoría ante medios locales pero también algunos corresponsales del exterior y directivos de Banxico, el Banco de México, Roberto Cabrera, a cuyo cargo está la división de asesoría en riesgos de KPMG en México, aseguró que el comportamiento de la economía debido al impacto de la crisis global desatada en sus vecinos, los Estados Unidos, y que rápidamente se extendió con efecto cascada a las principales naciones del mundo, genera confusión e incertidumbre entre aquellos que deben tomar decisiones, haciendo que, aunque éstas sean correctas, nadie se anime a dar el primer paso por el temor a un desastre financiero todavía mayor.

La inmensa mayoría de las empresas que están establecidas en México, están teniendo tantos problemas financieros debidos a la crisis en sí, a la reticencia de los Bancos para conceder créditos, como al temor de tomar decisiones por miedo a empeorar las cosas, y así es que se está resintiendo, por ejemplo, el índice de empleo del país, que disminuye todos los meses por la inacción de los responsables de hacerle frente a la tormenta.

El número de parados está aumentando, aunque por ahora de manera leve, pero es un síntoma preocupante que debe ser corregido lo antes posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies