Venezuela y Colombia tienen diferencias sobre la crisis global, pero trabajan en conjunto para superarla

Los cancilleres colombiano y venezolano no opinaron lo mismo sobre el origen y el actual desenvolvimiento de la crisis económica global que afecta a buena parte del planeta.

Sin embargo, admitieron la imperiosa necesidad de trabajar ambos países en conjunto para la búsqueda de soluciones para los problemas que esta crisis está provocando.

Ambas naciones decidieron la formación de cinco mesas de trabajo para buscar vías alternativas en este difícil momento.

Estas comisiones tratarán los temas eléctricos, combustibles en la frontera común de ambos países, combustibles de origen biológico, gas natural para vehículos y la participación de Colombia en la cuenca del río Orinoco.

Esta reunión entre ambos cancilleres es preparatoria para la que tendrán en el mes de abril los presidentes de ambos países, Hugo Chávez y Álvaro Uribe, donde se buscarán acciones conjuntas que morigeren el efecto de la crisis que comenzó en los Estados Unidos el año pasado y que hoy tiene a maltraer a buena parte de las economías mundiales.

Ambos cancilleres coincidieron en remarcar la conveniencia de la implementación de obras de infraestructura en la frontera compartida entre ambas naciones, pues esto permitiría ocupar una gran cantidad de mano de obra por parte de ambos lados, y disminuir de esa manera el desempleo que está comenzando a sentirse, aunque por ahora en forma no muy pronunciada, en la región.

Por otra parte, las exportaciones de materias primas de ambos países hacia la Eurozona comenzó a disminuir desde el inicio de la crisis, debido a la todavía más difícil situación que se vive en Europa, donde esta lamentable situación hizo impacto primero, y este hecho está perjudicando la balanza comercial de ambos países, sobre todo de Venezuela, gran exportador de petróleo, pues la merma en la actividad industrial en todo el mundo repercute en el mercado de los combustibles en grado superlativo.

El panorama para ambos Gobiernos no es alentador, pero están empeñados en preservar las fuentes de empleo y no permitir un aumento desmesurado en el número de parados, a la vez de ejercer un control muy estricto del funcionamiento de los Bancos, tanto los estatales de cada país como de los extranjeros que operan en sus territorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies