El Gobierno de Colombia está muy preocupado por el impacto de la crisis en el empleo

En declaraciones hechas hace pocos días a Radio Caracol, el ministro de hacienda de Colombia, Oscar Iván Zuluaga, dijo que está «muy pero muy preocupado por el impacto de la crisis económica global» en su país, con un aumento por encima de los niveles habituales del número de parados y por lo tanto del desempleo.

El Gobierno del Dr. Álvaro Uribe prevé además una caída de las exportaciones, factor común con el resto de las naciones sudamericanas, una disminución de las remesas y de la inversión extranjera en su país.

De cualquier manera, la preocupación principal de las autoridades pasa por el tema del empleo, ya que consideran que una recesión como la que se está materializando en la economía colombiana de hecho va a impactar de manera muy pronunciada en las economías hogareñas, y si los parados aumentan en porcentajes superiores a la media habitual, la situación se va a tornar sumamente complicada.

Zuluaga estimó que las exportaciones al cabo del 2009 podrían caer cerca de 6.000 millones de dólares, y las remesas de dinero a Colombia bajarían alrededor de 900 millones de dólares.

Según el Banco de la República de Colombia, las remesas durante el 2008 totalizaron 4.800 millones de dólares, cifra muy importante para la economía colombiana.

Una baja en esas remesas traería problemas serios para el Gobierno, sobre todo para obras de infraestructura que pueden dar empleo a miles de personas.

En Enero de este año la tasa de desempleo fue de 14,2%, la mayor desde el año 2004.

Según dichos del ministro, la realidad de la crisis económica en el contexto externo «es dramática». Hay una fuerte contracción del comercio internacional y debido a ella la situación de Colombia se complica en materia de poder exportar sus materias primas y equilibrar la balanza comercial.

Los coletazos de la crisis en los Estados Unidos y Venezuela, los principales destinos de las exportaciones colombianas, están complicando la situación.

Para colmo de males, la contracción económica de los Estados Unidos hace que muchos colombianos en ese país pierdan sus empleos y entonces dejen de girar dinero a sus familias en Colombia, con el consiguiente perjuicio para el mercado interno colombiano.

Habrá que esperar los próximos meses para ver la evolución de la crisis y actuar en consecuencia, con el menor nivel de contratiempos posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies