Portugal apuesta mucho al turismo interno para tratar de etenuar la crisis económica global

El Secretario de Estado de Turismo de Portugal, Bernard Trindade, y el Primer Ministro José Sócrates anunciaron hace poco tiempo que su país implementaría una agresiva campaña de promoción dentro de sus fronteras del turismo nacional, como una de las formas de intentar atenuar la crisis global que está vapuleando a la mayoría de los países.

Esta campaña fue finalmente presentada a fines de Enero en la Bolsa de Turismo de Lisboa.

El turismo interno en Portugal representa el 40% del turismo total del país, por lo que el margen disponible para que crezca está despertando fundadas expectativas.

El sector turístico a nivel mundial, contrariamente a lo que podría suponerse, es uno de los sectores que aún en tiempos muy difíciles presenta una muy buena elasticidad para adaptarse a los cambios, manteniendo de esta forma sus prestaciones y el empleo que genera, ya que el número de parados en el sector no suele aumentar de manera significativa ni siquiera en los actuales tiempos de crisis e incertidumbre económica.

El Secretario de Turismo, al advertir que el 2009 será un año muy difícil para todos los países en casi todos los niveles de la industria, el comercio y los servicios, dijo en su momento que estaba llevando a cabo medidas cooperativas para fomentar el turismo entre su país y los principales operadores de Alemania, España y el Reino Unido.

Trindade está esperanzado en que todas estas medidas de intercambio turístico entre los países de la CEE, pueda a su vez fomentar cierta reactivación en la construcción y las operaciones inmobiliarias, sobre todo en la parte oeste de Portugal cercana al mar, y en la zona fronteriza con España.

El Gobierno de Portugal y su primer ministro Sócrates, en el marco de una serie de medidas anticrisis, fomenta y apoya con todas las armas a su alcance, dentro de sus posibilidades, las iniciativas sectoriales que permitan sostener el nivel de empleo y generen ganancias, en la medida de lo posible, ante tan grave situación del contexto global.

Ya el Gobierno portugués urgió a los representantes del G-20 luego de la última cumbre de primavera y de frente a la reunión del 2 de abril en Londres, a tomar «seriamente» en cuenta una reforma financiera global total, porque eso fue lo que llevó al mundo a la actual crisis, y según palabras del propio Sócrates, «eso sí que no puede esperar».

Dijo estar convencido de que las decisiones que se adopten no deben ser muchas, pero sí bien dirigidas a una mayor regulación, supervisión y transparencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies