Los efectos de la crisis global sobre la economía de Nicaragua

Los efectos de la crisis global que se desató en los Estados Unidos el año pasado y ahora tiene a maltraer a buena parte de los países del mundo, han comenzado a hacerse sentir en Nicaragua.

En este mes de marzo donde las turbulencias comenzaron a percibirse en la economía nicaragüense, los economistas empezaron a recalcular el impacto de la crisis en variables de extrema importancia para el país, como por ejemplo las exportaciones, el turismo, las reservas monetarias, el estancamiento y hasta cierta caída en la producción industrial, y el acuciante tema del desempleo y el aumento del número de parados.

Sin embargo, hay esperanzas puestas en el reacomodamiento de la demanda externa de productos agropecuarios, la principal exportación da Nicaragua, con lo cual los números de la balanza comercial se acomodarían bastante.

A partir del 2007 los precios agropecuarios acompañaron la subida del precio del petróleo. En el primer semestre del 2008 subieron tanto que se pensó en una «crisis alimentaria global».

Pero apareció en escena la gran crisis actual derivada de las hipotecas subprime en los Estados Unidos, y ya nadie se acordó de la crisis alimentaria.

El riesgo de recesión a nivel mundial frenó el aumento de los precios agropecuarios y fue allí que comenzaron los problemas para una economía muy dirigida como la nicaragüense.

El panorama exportador para el año 2009 es bastante traumático en algunos rubros específicos y requiere gran atención por parte de las autoridades nicaragüenses.

Las exportaciones presentan hasta ahora una retracción de casi el 19%, pero la demanda externa y el reacomodamiento de los precios internacionales influyó sólo en un 5%, con lo cual los principales problemas parecen ser internos, como por ejemplo una leve pero constante caída en los índices de empleo, y la consecuente subida del número de parados, que trae aparejada una caída en los niveles de producción en casi todos los rubros.

Habrá que esperar la evolución de los próximos meses, pero nada hace pensar en grandes diferencias entre la futura situación de Nicaragua y el resto de los países exportadores de materias primas de la región centro-sudamericana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies