La economía de los Estados Unidos comenzaría a recuperarse a fines del 2.009

Hay una evidencia histórica que demuestra que todas las crisis que debió soportar Estados Unidos en el siglo pasado, más o menos importantes, tuvieron una duración de entre ocho y quince meses.

Por lo cual, y basándose además obviamente en la marcha de los indicadores económicos, muchos economistas piensan que en esta gran crisis actual la deflación de precios podría superarse durante el segundo cuatrimestre del año, y los activos empezarían a recuperarse en forma paulatina durante el segundo semestre del 2.009.

En la actualidad, la recesión en los Estados Unidos continúa como en la mayoría de los países del mundo, con un menor nivel de actividad acompañado por una brusca caída en el índice de precios.

En los EEUU se espera que la caída en el nivel de actividad siga por unos cuantos meses más, pero sin embargo no creen lo mismo con la deflación de los precios, un problema que tiende a regularizarse en el corto y mediano plazo.

Para comprender un poco mejor la situación, se puede tomar como ejemplo lo que sucedió en la gran crisis de los años ’30.

En esa ocasión los países del mundo se dividieron en tres grandes grupos: los que casi no sintieron la crisis, como Japón, China y España, pues sus bancos centrales comenzaron de inmediato con una política monetaria expansiva muy agresiva, los que sufrieron medianamente la situación, como Inglaterra y los países escandinavos, que comenzaron la política de expansión luego de dos años de tardanza, y un tercer grupo, con Estados Unidos, Francia y Alemania entre otros, que contrajeron fuertemente la oferta monetaria y entonces la crisis tardó años en desaparecer, con terribles consecuencias para el empleo, las industrias y los millones de parados que debieron soportar el duro trance.

Lo mismo ocurre en esta crisis actual. En gran parte la recuperación de las economías mundiales dependerá de la actitud que tomen los Bancos Centrales en materia de disponibilidad de capitales para hacer frente a la situación.

Hoy en día, la Reserva Federal Norteamericana aborda el problema de manera distinta. Sabe que debe evitar la deflación a toda costa y por eso la no emisión de dinero es algo que no figura entre sus planes y entonces puede evitarse un mal mucho mayor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies