El gobierno hondureño anunció que amplía los planes para enfrentar el impacto de la crisis

Hace unos pocos días, a mediados de Marzo, el gobierno de la República de Honduras encabezado por el presidente Manuel Zelaya anunció la ampliación a casi 800 millones de dólares para generar alrededor de 300.000 empleos, en un intento por amortiguar los efectos que en el campo laboral está produciendo esta gran crisis global.

Con ésta, ya es la tercera vez que se amplía el plan anticrisis, y esta nueva ampliación va dirigida a atender el área de viviendas, salud y creación de microemprendimientos que ayude a disminuir el número de parados que hay actualmente en esa nación centroamericana.

Como ya se está haciendo una costumbre en la mayoría de las naciones de la región, se buscará la puesta en marcha de obras de infraestructura que además de quedar luego para mejorar la calidad de vida de los hondureños, reactive el sector de la construcción, uno de los que más empleos pueden generar a corto plazo.

Honduras, que de acuerdo al PIB y su ingreso per cápita es la tercera nación más pobre de América, luego de Haití y Nicaragua, prevé una reducción del 40% de sus exportaciones hacia los Estados Unidos, su principal socio comercial.

Zelaya ya redujo las perspectivas de crecimiento para el 2.009 desde el 4% inicial al 1 ó 2% como máximo, a juzgar por la marcha de las operaciones de la balanza comercial hondureña.

El índice de pobreza en el país es de casi el 70%, y las autoridades temen que de persistir esta crisis a largo plazo, ese porcentaje se incremente hasta hacer que el retorno de esa cifra se torne realmente muy complicado, con riesgo incluso de pérdida de vidas humanas por estados terminales de desnutrición.

Se teme también que los familiares de hondureños que viven en los Estados Unidos dejen de enviar remesas de dinero, que en el año 2.008 fueron de 2.800 millones de dólares y representaron el 21% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Como puede observarse, se trata de cifras que resultarían no demasiado importantes en otros países, pero en naciones muy pobres como es el caso de Honduras, 2.800 millones de dólares pueden ser considerados, lamentablemente para la economía de ese país, casi una fortuna.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies