El sector de la hotelería europea no es ajeno a los embates de la crisis

A fines de enero de este año se realizó en Londres la reunión anual de inversión del Sector Hotelero.
Y, como era de esperarse, los resultados del ejercicio 2.008 de la actividad en toda la Eurozona, y las perspectivas para un futuro inmediato, no son halagüeños de cara a la crisis global que todo lo trastoca y complica.
De todos los países que forman la Unión Europea, los mercados hoteleros que se comportaron dentro de todo de mejor forma fueron los de Alemania y Bélgica.
Con respecto a España, es opinión generalizada que recién para bien entrado el segundo semestre del 2.009, la hotelería comience a recuperar en parte su participación en el mercado laboral y en el ingreso de divisas, como ha sido una constante en los últimos años.
El turismo es una actividad que generalmente soporta los cambios producidos por variables económicas de manera bastante estable, pero en el 2.008, y en especial durante el segundo semestre, la magnitud de la crisis económica global ha sido tal que la hotelería también sufrió los embates de las finanzas mundiales.
En la mayoría de los países, los ingresos por habitación disponible cayeron significativamente. Concretamente en España, las reservas hoteleras que se confirmaron rondaron una cifra de casi 800 millones de Euros, pero eso es un 33% menos que durante el año 2.007.
Otro problema que se desprende de la caída de reservas, es el hecho de que el sector de la hotelería emplea en forma directa, en su plantel estable de personal, y en forma indirecta, con los empleados que toman durante las temporadas altas para el turismo, gran cantidad de trabajadores, que ahora pueden perder el empleo y engrosar así el número de parados en España y buena parte de la Eurozona, transformando al desempleo en una de las principales preocupaciones de los gobiernos de los países de la Unión Europea.
El índice más usado para ver la marcha de la economía hotelera es el de ingresos por habitación disponible, el RevPAR, y en Europa este índice cayó en el 2.008 un 4,2%, contra una subida del 5,9% durante el 2.007, lo que habla a las claras de las dificultades por las que atraviesa el sector.
Los expertos que se reunieron en Londres esperan que el posible ingreso de capitales provenientes del Medio Oriente pueda revitalizar al sector, inyectándole la liquidez necesaria para poder hacer frente a la crisis hasta que ésta comience a decrecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies