El Producto Bruto Interno de El Salvador cayó por efectos de la crisis global y las recientes elecciones

El PIB de El Salvador cayó un 1,5% en el año 2.008, y se espera que durante el 2.009 se contraiga un 0,7% más.

A la situación mundial de incertidumbre que se vive en todo el planeta por efectos de la crisis económica global que se desató en los Estados Unidos el año pasado, a El Salvador se le presentan las dificultades propias de un cambio de Gobierno.

El pasado 15 de marzo fue electo nuevo Presidente de la República el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Mauricio Funes, quien reemplazará en el cargo a partir del próximo 1º de junio a su antecesor, Antonio Elías Saca, del partido ARENA.

O sea que además de las dificultades propias que se viven en todas las naciones de la región como consecuencia de la crisis, en El Salvador la situación se complica todavía más por efectos de una transición gubernamental, para colmo de males entre el actual presidente y el presidente electo, ambos de partidos políticos antagónicos.

La crisis económica y financiera mundial, el enrarecido ambiente electoral, la subida del petróleo y como consecuencia el alto costo de las materias primas necesarias para distintos sectores de la economía salvadoreña, contrajeron la actividad económica en el 2.008, y se espera que la situación persista en el 2.009.

En los últimos meses, cuando era el momento de tomar decisiones para paliar la crisis y el desempleo que afectaban al país, la campaña preelectoral impidió al gobierno tomar las medidas necesarias en tiempo y forma, ya que se temía una reacción muy dura de la oposición y que eventuales rumbos erróneos le quitaran votos al partido en el Gobierno, cosa que finalmente sucedió.

La inversión en obras públicas, motor para el empleo y medida eficaz y rápida para disminuir el número de parados, no se realizó a tiempo por desinteligencias internas del partido gobernante y presiones de la oposición sobre el destino de esos fondos.

A partir de junio, y con la crisis ya totalmente instalada, es el momento para que el nuevo presidente Funes intente un cambio de timón que saque al país de su difícil actualidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies