Lo pactado en la reciente cumbre del G-20 beneficiará a España y los países de Latinoamérica

El profesor español Rafael Pampillón, experto en política internacional, aseguró que los resultados que se obtuvieron hace apenas unos días en la cumbre del G-20 en Londres, son un acierto para la gran mayoría de las economías del mundo, pero beneficiarán en particular a países como España y los de América Latina, al permitirles retomar el crecimiento y el nivel de empleo que tanto ha caído en estos últimos meses.

Pampillón resaltó que fue un gran avance para las relaciones internacionales que formas de ver las cosas tan dispares en algunos casos, hayan podido ponerse de acuerdo para luchar contra esta crisis global, e hizo hincapie en que a primera vista resultó algo favorecida la posición americana que buscaba aumentar la demanda global y consolidar la liquidez.

Destacó como de costumbre el peso de Estados Unidos en las decisiones que se tomaron, y se mostró sorprendido por el protagonismo de China en la reunión, cuando este país hizo referencia a una expansión global y abogó por el cambio del dólar como moneda de cambio corriente en todo el mundo, por otra moneda o «mix» de monedas avaladas por el FMI, o por los derechos especiales de giro.

Pampillón indicó que los acuerdos logrados en materia de crecimiento económico y empleo son los que más benefician a países como España y los latinoamericanos, ya que en una situación más favorable a la actual aumentan las inversiones y las exportaciones, con el consiguiente aumento del empleo y la disminución del número de parados.

Si paulatinamente retorna el nivel de crecimiento a nivel global, los países latinoamericanos resultarán los más beneficiados, puesto que recuperarán el nivel de exportaciones de sus productos, base de sus economías y los migrantes a países de la Eurozona volverán a tener empleo y podrán girar nuevamente remesas a sus países de origen.

El profesor Pampillón considera que los países de la Unión Europea deben aumentar el flujo de dinero por todos los medios posibles, pero como en el caso de España que sea no para obras de infraestructura sino para mejorar las plataformas productivas y de servicios, elevando así su productividad y competitividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies