Por efectos de la crisis global, continúan los problemas comerciales entre Argentina y Brasil

Luego de la reunión de los presidentes de Argentina y Brasil, Cristina Fernández y Lula Da Silva hacia fines de marzo en Brasilia, con el objeto de limar algunas asperezas surgidas en el comercio bilateral de ambos países, todavía persisten algunos inconvenientes que los efectos de la crisis económica global no permiten solucionar.

Estos inconvenientes todavía no resueltos han disparado una serie de medidas proteccionistas para sus productos por parte de ambos gobiernos que enturbian las relaciones comerciales y dejan a la balanza comercial en una posición de inestabilidad bastante incómoda.

Argentina dispuso, para proteger su industria y de hecho el empleo de millones de personas, precios mínimos para la importación de al menos una docena de insumos de gran importancia para el país, varios de los cuales provienen de Brasil y perjudica por lo tanto a los exportadores de esos insumos en el vecino país.

Ante esta situación Brasil, que aduce los mismos problemas del incremento del número de parados en caso de persistir la medida, amenazó con recurrir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar a la República Argentina.

Mientras Brasil dice que estas medidas perjudican en más de un 10% sus exportaciones a la Argentina, ésta replicó que el gobierno brasileño aplica desde hace ya un tiempo el sistema de licencias no automáticas para con productos de origen argentino, y entonces las exportaciones hacia Brasil se ven afectadas en algunos casos hasta el 45%.

Todos estos problemas «domésticos» entre los principales socios del Mercosur cobran en estos tiempos inusual relevancia, ante la imposibilidad de ambos países de mantener el nivel de exportaciones hacia los Estados Unidos y la Eurozona, ambas regiones muy afectadas por la crisis global, y con pocas posibilidades por el momento de aumentar sus importaciones, que cayeron en buena medida desde fines del año pasado.

O sea que, al igual que la gran mayoría de los países latinoamericanos, el principal problema de dos de las grandes economías de Sudamérica pasa hasta este momento no por inconvenientes surgidos en el seno de esas economías, sino por la imposibilidad de colocar sus materias primas y manufacturas en importantes mercados externos que ahora se encuentran en una situación de virtual recesión debido a la crisis que cubre gran parte del planeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies