Cumbre del G-20: ¿Funcionará todo lo propuesto para salir de la crisis?

Los líderes de los países del G-20 lograron los acuerdos mínimos deseables para salir de esta gran crisis global, pero ninguno de ellos se movió ni un ápice de sus principios básicos, así que está por verse si las metas propuestas se alcanzarán efectivamente o quedarán en meras expresiones de deseos impresas en ostentosos documentos refrendados por los líderes de buena parte del mundo.

Estuvieron de acuerdo en girar más recursos al FMI y ajustar los métodos de control para las Instituciones financieras, a fin de evitar nuevos desastres como los que desembocaron en esta situación de extrema gravedad.

Sin embargo, el mundo aplaudió esta reunión, feliz de que el grupo formado por los países más industrializados del planeta y las principales economías emergentes demostrasen cierta unidad para salir de esta crisis inédita en décadas en la historia de la economía mundial.

Para muchos periodistas especializados de diversas partes del mundo, el principal logro de Barack Obama y sus colegas fue la habilidad mostrada por todos para ocultar sus innegables diferencias.

Se dice incluso que durante la reunión, el presidente francés Nicolás Sarkozy amenazó con retirarse del cónclave si las decisiones que se tomaran no tuviesen el rumbo que él quería, síntoma inequívoco de que las cosas no salieron tan bien como se pretende hacer creer a la opinión pública.

Finalmente, el comunicado oficial de la reunión incluyó de hecho una agradable sorpresa para todos, bajo la forma de una promesa de girar al FMI una cifra cercana a los 1,1 billones de dólares para asegurar que las economías emergentes como las de Europa oriental y Latinoamérica puedan hacer frente con los menores inconvenientes posibles a las consecuencias de esta terrible crisis.

Este dinero no provendrá del aumento del déficit de los Estados Unidos y los otros países del G-8, sino que será un préstamo casi sin intereses y a muy largo plazo, lo cual resulta en beneficios para todos, el G-8, el FMI y los países emergentes.

Otro acuerdo importante logrado parece ser la necesidad de aumentar los controles para que no vuelvan a repetirse situaciones como las de las hipotecas subprime en los Estados Unidos, las cuales, por falta de control suficiente, terminaron por generar esta crisis que difícilmente se olvide en el futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies