El desempleo en la Eurozona tuvo una subida mayor a la esperada

El índice de desempleo en los 16 países que forman la Eurozona subió en el primer bimestre del 2.009, alcanzando los máximos valores en casi dos años y medio. Este índice subió un 8,2%, mientras que la inflación registró los valores más bajos registrados desde mediados de 1969, con un valor interanual de 0,7%.

Según los expertos, estos datos están indicando una profundización de la recesión que afecta a los países de la Unión Europea como consecuencia de la crisis económica global.

En el último trimestre del año pasado la tasa de parados había sido de 8,1%, con lo cual los guarismos en cuanto al empleo de los países que usan el euro como moneda única mostró una tendencia a equilibrarse, si bien continúa un muy leve descenso del índice de ocupados.

Economistas consultados por la Agencia de noticias Reuters, indicaron que para la misma época del año pasado, cuando el mundo era literalmente otro pues la crisis global todavía no había hecho su aparición, el desempleo en la zona euro fue de 7,2%, más de 1% inferior a los números actuales.

Ese porcentaje, traducido en trabajadores que perdieron sus fuentes de trabajo en una zona tan poblada e industrializada como la Eurozona, resulta un incremento realmente alarmante.

Otro tema que preocupa a las autoridades económicas de los países de la Eurozona es la caída de la inflación, que desde noviembre del año pasado hasta febrero de este año se redujo en algo más del 1%, registrándose en febrero una cifra del 1,1%.

El Banco Central Europeo dijo en numerosas oportunidades que pretende mantener la inflación por debajo del 2%, pero en valores muy cercanos a ese 2%, y no prácticamente a la mitad como sucedió en los primeros meses del 2.009.

Los descensos que más influyeron en la caída de la inflación fueron los precios energéticos, que cayeron casi un 5,5%, y el transporte, cuyos precios cayeron más de un 3%.

Lamentablemente se sigue produciendo un cocktail de consecuencias explosivas para la marcha de la economía en la Unión Europea: el constante aumento del número de parados y una inflación en descenso, que inexorablemente llevan a la Eurozona a la primera recesión de su historia, aumentada por la crisis global de créditos a familias y empresas, reduciendo por consiguiente la demanda y transformando todo en un círculo vicioso del que resulta hoy por hoy complicado salir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies