El presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra, no ve un futuro auspicioso para la economía global

El Dr. Narcís Serra, presidente de Caixa Catalunya, habló claro y sin rodeos al momento de presentar los resultados anuales de la una de las tres cajas de ahorro más importantes de España.
Dijo que el momento por el que atraviesa la economía del país y el resto de la economía mundial como consecuencia de la crisis global es «bastante negro», y si bien se cuidó de criticar al Gobierno, aseguró que los españoles deben estar preparados para un aumento del número de parados y de la morosidad que emerge de esta situación.

«Todo el tejido social español se encuentra en un momento de gran crisis. Las entidades financieras, las empresas de manufacturas y de servicios y la ciudadanía misma está atravesando situaciones muy difíciles que al principio se pensó que sólo afectaría a las grandes economías mundiales, pero ahora vemos con preocupación que se ha extendido a prácticamente todo el mundo».

Según sus propias palabras, ningún país podrá superar aisladamente la situación, y solamente una acción global concertada por los organismos de control económico a nivel mundial, como el Fondo Monetario Internacional, podrá ponerse al frente de las medidas conjuntas que se tomen para torcer el rumbo de la economía hacia horizontes más claros.

Serra asegura que el sistema financiero español sufrió y sufre la crisis en el marco de una situación con muchos puntos de diferencia con respecto a la de los países más desarrollados.

Cada Nación tiene problemas que son propios de su economía, e inconvenientes que en otros países de la Unión Europea son complicados para solucionar, en España no lo son tanto, mientras que por ejemplo el sector inmobiliario español atraviesa momentos de extrema gravedad, que en otros lugares de la Eurozona no se manifestaron de la misma forma.

El presidente de la Caixa dijo también que, afortunadamente, en España no existen balances con números «tóxicos», es decir que no se apegan a la realidad, lo cual la coloca en una posición más cómoda para maniobrar al momento de implementar acciones, conjuntas o por su propia cuenta, para paliar los efectos de esta crisis.

Agradeció a Dios el hecho de que el Banco de España haya sido muy cuidadoso y no autorizase la creación de «activos no transparentes».
En definitiva, consideró que en España hay una serie de elementos positivos que la diferencian de varios países de la Eurozona, y que llegado el momento le permitirán accionar de un modo más efectivo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies