La crisis global afecta cada vez más sectores de la economía mexicana

La situación de la economía de México está cambiando con respecto a hace unos pocos meses, y lamentablemente no para mejor. Una de las principales medidoras de riesgo del mundo, Bank of America securities-Merril Lynch (BAS-ML), bajó su pronóstico económico con respecto a México para el año 2.009 a una caída cercana al 3,2%, ya que la crisis global está afectando un sector mayor de la economía de México que lo que preveía en un principio.

Felipe Illanes, quien es el economista en jefe para América Latina de BAS-ML, informó que la recesión en los Estados Unidos golpeó duramente a México durante el 2.008, pero los efectos en las exportaciones mexicanas, sobre todo las derivadas de la industria automotriz, comenzaron a sentirse con más fuerza en el primer trimestre de este año.

Ahora la crisis se está trasladando también a otros sectores como el de los servicios, lo que demuestra que la dependencia de la economía mexicana con respecto a Estados Unidos es muy grande, y mientras las cosas no mejoren en el país del norte, México estará en serios problemas, que pueden agudizarse, para sostener su balanza comercial.

También se ajustó el pronóstico para el PIB de México para el año 2.009, llevándolo al 3,2%, frente al 1,6% inicialmente calculado, es decir que la cifra que la cifra en la caída literalmente se duplicó, ante el fuerte deterioro de la actividad industrial registrado en el período Enero/Marzo del 2.009.

Felipe Illanes explica en su análisis titulado «México: amplia recesión» que la tendencia al incremento en la caída de los parámetros económicos mexicanos se debe u un reverdecimiento en la recesión de los Estados Unidos, que parecía que comenzaba a estar bajo control, pero nuevamente se está escapando al control de las autoridades económicas norteamericanas.

Para el 2.010, Illanes mantiene su pronóstico de crecimiento en México del 2,1%, frente a un tentativo 1,9% de los Estados Unidos.

Los pronósticos en cuanto al número de parados y la situación del empleo en territorio mexicano pueden sufrir alguna pequeña modificación, sobre todo teniendo en cuenta los inconvenientes en el sector automotriz ya mencionados, pero Illanes supone que las variaciones con las cifras ya previstas, si el resto de la actividad industrial mexicana no sufre grandes e imprevistos cambios, será mínima y sin gran repercusión en los índices de desempleo calculados en su oportunidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies