Argentina: las provincias prevén un fuerte déficit fiscal por la crisis global

Las finanzas públicas en la República Argentina están pasando por un momento muy malo. El déficit provincial total llegaría en el 2009 a unos 10.000 millones de pesos, lo que significa un 165% más que el registrado el año pasado.

La mayoría de las provincias argentinas son agrícola-ganaderas, y debido a la baja de las exportaciones por la crisis económica global, ni siquiera la soja, que es la estrella del momento salvaría las cuentas fiscales del interior del país.

Según el Jefe de gabinete de ministros argentino, Sr. Sergio Massa, las cuentas de las provincias están «al rojo vivo», y más del 60% del desequilibrio fiscal se concentra en la provincia de Buenos Aires.

El déficit primario del 2.009 sería de alrededor de $7500 millones, y treparía a $10.000 millones por los intereses de la deuda. Si además al déficit consolidado se le suman las amortizaciones de la deuda pública, se concluye que las provincias argentinas tienen una necesidad de financiamiento para todo el año en curso de casi 20.000 millones de pesos.

Esta difícil situación repercutirá sin dudas en la capacidad de las provincias de destinar fondos para obras públicas, que en estos difíciles momentos por los que atraviesa el país debido a la caída de las ventas en los mercados internacionales, es una de las principales formas de mantener medianamente estable el nivel de empleos, ya que el número de parados sigue con su curva levemente ascendente desde el comienzo de esta gran crisis.

La imposibilidad de generar grandes volúmenes de obras de infraestructura en las provincia, sumado a la fuerte retracción en la demanda de productos e insumos agrícola-ganaderos, hace que cada vez el Gobierno central deba girar mayor cantidad de remesas de dinero a las provincias, empeorando así la situación de las arcas del Banco Central de la República y disminuyendo las reservas de dinero del país.

Mientras no se vislumbre una salida a la crisis que tiene a maltraer a casi todos los países, la República Argentina, típico país exportador agrícola-ganadero, seguirá sintiendo en carne propia los problemas de no poder ubicar sus productos en los grandes mercados internacionales, con el consiguiente y peligroso desbalanceo de su balanza comercial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies