La OEA pidió ayuda urgente para Haití por los efectos de la crisis global

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, le pidió a la comunidad internacional «ayuda urgente» para la república de Haití a corto plazo, durante el transcurso de una conferencia de donantes para el país en Washington.

Insulza afirmó que el impacto que la crisis económica global que está provocando estragos en todo el mundo tendrá en los países de América será grande, al igual que en los Estados Unidos y la Eurozona.
Pero también aseguró que «Haití está todavía en una situación más comprometida, por el debilitado marco social del país y su precaria estructura económica».

Por esto es que en la conferencia que se celebró el pasado 14 de abril en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pidió que se considere en forma urgente la situación y la mejor forma de ayudar al Gobierno y al pueblo de Haití a superar lo más rápido posible este muy difícil trance, ya que de hecho hay muchos haitianos incluso con riesgo de vida por la falta casi total de alimentos e insumos primarios.

Haití tiene una economía debilitada desde hace ya varios años, pero durante el 2.008 el aumento en el precio del crudo y los alimentos, y las terribles tormentas tropicales que azotaron al país destruyendo miles de viviendas y casi todas las plantaciones que forman la base de la economía haitiana, hizo que la situación se tornara desesperante.

Se diseño un plan de empleos que espera dar trabajo en el término de dos años a 150.000 haitianos, lo cual no es suficiente pero al menos sirve como paliativo a la situación, ya que el número de parados es muy grande.

Por otra parte, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, señalo que la conferencia debe terminar al menos con el formal compromiso del resto de las naciones de cubrir el «agujero presupuestario» de 125 millones de dólares que afronta Haití para el futuro inmediato.

De cara al futuro, Insulza dijo que la Fundación Panamericana para el Desarrollo aportará casi 9 millones de dólares para que Haití ponga en marcha un plan de desarrollo urbano, y la OEA va a colaborar con la reforma judicial y penitenciaria del país, que hoy es indispensable para intentar organizar un poco la situación casi anárquica que se vive en el pequeño país centroamericano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies