La reunión entre los presidentes de Brasil y Colombia tocó varios temas de importancia

A fines de Febrero de este año, los presidentes de Brasil y Colombia, Lula Da Silva y Álvaro Uribe participaron de una reunión bilateral que tocó varios temas, políticos y económicos, que acapararon la atención de toda la región.

Por un lado, Lula Da Silva quiso ultimar detalles para organizar la participación del Brasil en acciones humanitarias para el rescate de rehenes en poder de la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas).

Además la crisis económica global que está afectando al mundo desde mediados del año pasado, cuando se produjo la debacle financiera en los Estados Unidos por la caída de varios importantes Bancos debido entre otras cosas al tema nefasto de las «Hipotecas basura«, obligó a los mandatarios de ambos países a discutir nuevos mecanismos para mejorar el flujo bilateral de comercio, como una opción para superar los problemas en las balanzas comerciales de las dos naciones.

La reunión se llevó a cabo en el Palacio de Planalto en Brasilia, sede del gobierno brasileño, y ambos mandatarios se mostraron satisfechos por los resultados obtenidos. La reunión comenzó siendo un encuentro privado entre los dos presidentes, y luego se extendió a ambas delegaciones, donde estaban presentes la mayoría de los miembros de ambos gabinetes.

Cuando todos los temas concernientes a la parte «humanitaria» de la reunión fueron tratados, y ambas delegaciones estuvieron de acuerdo en el «modus operandi» para garantizar la liberación de una importante cantidad re rehenes en poder de las FARC, se abocaron a la búsqueda de nuevos caminos de intercambio económico, esta vez bajo la supervisión de los ministros de economía de ambas naciones, con el objetivo prioritario de mantener los niveles de empleo y tratar por todos los medios de que no se dispare en forma irreversible el nivel de parados, cosa que hoy por hoy es la principal causa de preocupación de los países de América Latina.

La gran cantidad de reuniones bilaterales que por estos meses se está desarrollando entre los países de la región, indican a las claras que más allá de las alianzas hemisféricas como el Mercosur, los gobernantes buscan soluciones parciales que contribuyan a evitar que la crisis llegue a niveles inmanejables, como sucede en otras regiones del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies