a crisis global influye en el delicado equilibrio nuclear

Las reuniones que en los últimos meses se están llevando a cabo entre los presidentes de las principales potencias del mundo para seguir de cerca y tratar de encontrar soluciones a la crisis global, están comenzando a provocar resquemores entre algunos primeros mandatarios por otras cuestiones preexistentes antes del comienzo de la crisis en los Estados Unidos, a mediados del año pasado.

Por lo pronto, en una reunión entre los presidentes de Francia y Estados Unidos, Nicolas Sarkozy y Barack Obama, en el Elyseo, palacio presidencial de Francia a principios de Abril, se notó claramente el disgusto del mandatario francés ante las palabras de Obama acerca de una futura desnuclearización total, tema en el que Sarkozy no parece estar para nada de acuerdo.

Barack Obama regresó de su gira por la Eurozona y Medio Oriente con más problemas de los que se fue de su país.

Sus enormes salvatajes a decenas de Bancos no se vieron reflejados, al menos en los primeros tiempos, a ayudas concretas a las necesidades urgentes de los países amigos involucrados en la crisis desatada por los Estados Unidos. Sus intentos por disminuir el desprestigio de su país ante la devastadora acción de gobierno de su antecesor, George Bush, en busca de petróleo en la zona del mundo que fuese, no provocaron los efectos esperados, y el resquemor de los países árabes para con los norteamericanos sigue siendo muy grande.

Lo concreto es que la mayoría de los países árabes cuenta con tecnología nuclear, y de hecho no son pocos los que ya poseen ojivas nucleares en condiciones de ser utilizadas en caso de ser necesario.

Segun Sarkozy, que lo dice abiertamente, y otros mandatarios occidentales cuyos países tienen potencial nuclear, si se cede a los pedidos de Obama para que se desnuclearicen paulatinamente las potencias occidentales, esta región del mundo quedará muy desprotegida ante las naciones árabes y orienteles, que seguramente no harán lo mismo y obtendrán entonces supremacía en ese campo.

La crisis global lleva a Barack Obama a desplegar todas sus dotes para intentar reposicionar a los Estados Unidos en el mundo, pero son muchos los países de la Eurozona y otras regiones que no parecen dispuestos a seguirlo cualquiera sea el pedido que Obama realice, aunque sea en pos de una «futura paz a nivel mundial».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies