Las organizaciones empresariales españolas culpan a Rodríguez Zapatero de la grave crisis

Gerardo Díaz Ferrán, quien es el Presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), dijo durante la Asamblea de la Organización Empresarial de Madrid (CEIM-CEOE) de este año 2.009, que el verdadero problema de la actual y comprometida situación económica que está viviendo España, no es en sí derivado de la crisis económica global que soporta el mundo por estos meses, sino la consecuencia lógica de los años de gobierno del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Todo este lamentable episodio se produjo mientras intervenía en la Asamblea haciendo uso de la palabra el Presidente de la Patronal madrileña, Arturo Fernández, e inadvertidamente estaba abierto el micrófono de Díaz Ferrán.

El presidente de la CEOE estaba alabando las palabras dichas acerca de la marcha de la crisis por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre durante la Asamblea, y expresó su parecer sobre la gestión de Rodríguez Zapatero sin advertir que su micrófono no había sido cerrado. Sus dichos se escucharon como una voz de fondo, con cierta dificultad, pero igualmente pudo entenderse claramente lo que estaba diciendo.

Durante su discurso, Arturo Fernández negó enfáticamente que los empresarios deseen buscar una salida a la difícil situación «abaratando el despido», ya que aseguró que «ninguna Empresa desea reducir su personal». Fue en ese momento que se escuchó a Díaz Ferrán comentarle al Secretario General de CEIM, Alejandro Couceiro, algo así como «es que no lo ha hecho bien, el problema que tenemos no es la grave crisis, son los años de Zapatero…»

Posteriormente habló Díaz Ferrán en este acto que había sido inaugurado por los Príncipes de Asturias, y durante su intervención volvió a traicionarlo el micrófono abierto fuera de lugar dos veces, cuando se le escuchó decir «Aguirre (por Esperanza) es muy cojonuda».

El presidente del CEOE aconsejó durante su discurso a los sindicatos españoles que por favor se abstengan de poner en marcha cualquier tipo de medidas de fuerza, y mucho menos una huelga general, ya que dijo que no es momento de complicar todavía más el panorama sino de sumar esfuerzos y avanzar en un diálogo entre las partes del mundo laboral español para buscar y encontrar soluciones al grave problema de los parados y el desempleo.

Además les pidió en un tono crítico a todos los agentes sociales así como asegura hicieron los empresarios, puesto que durante lo que va de la crisis «no han caído en la tentación de culpar o amenazar a nadie por la crisis».

Evidentemente Díaz Ferrán va a tener que mejorar su relación con los medios técnicos que se le ponen enfrente, puesto que si no muchas veces le sucederá que lo que manifiesta en público no condice para nada con sus comentarios, que él cree privados y parece que no lo son tanto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies