La mayoría de los economistas describen generalmente cualquier situación económica comparándola con una letra del alfabeto.

Para el caso de esta crisis global que sigue haciendo de las suyas en buena parte del mundo, los expertos en economía aseguran que la República Argentina la transitará en forma de «V», es decir con una caída abrupta, seguida de un rebote muy rápido y a partir de allí una recuperación también a una velocidad elevada de la actividad y todos los parámetros económicos.

Estas son al menos las opiniones de los más altos funcionarios del FMI, cuyo presidente, Dominique Strauss-Kahn, afirmó hace muy pocos días que las economías de Latinoamérica, y en especial las de Argentina, Brasil y Chile, tienen más posibilidades de superar la crisis a corto plazo que el resto de los países de ésa y otras regiones.

Según palabras de Strauss-Kahn, «la recuperación comenzará por los Estados Unidos, pero llegará casi al mismo tiempo a países como Argentina, Brasil y Chile, porque allí el sistema financiero no fue tan golpeado. La situación de estos países definitivamente no es la peor del planeta, ni se le acerca».

Además de la salud financiera, seguramente estos países se verán beneficiados por la suba de los «commodities» que se espera para el segundo semestre de este año.

Al ser interrogado por los periodistas presentes sobre la fecha estimada para comenzar una recuperación definitiva, dijo que las predicciones suelen ser difíciles, pero que están dadas todas las condiciones para que durante el primer semestre del 2.010 la crisis global sea para Latinoamérica y en especial las 3 naciones mencionadas sólo un muy mal recuerdo.

Las contracciones en la economía previstas para este año en Argentina y Brasil, de 1,5% y 1,3% respectivamente, son muy bajas comparadas con el 3% que prevé México para su economía y las cifras mucho más altas que se esperan en la mayoría de los países de la Eurozona y los Estados Unidos.

En esta última reunión del FMI, las delegaciones de los distintos países han sido mucho más chicas que en ocasión de reuniones anteriores. Argentina sólo concurrió con su Ministro de economía, Carlos Fernández, y Martín Abeles, el Secretario de política económica. Ni siquiera fue con ellos, aunque se especulaba su arribo más adelante, Martín Redrado, el Presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies