Las tecnologías de la información y comunicaciones van en ayuda de las PYMES españolas para enfrentar la crisis

Quedó demostrado a lo largo de los años que las pequeñas y medianas industrias españolas (PYMES) nunca tuvieron en cuenta demasiado a las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC).

Pero estamos atravesando épocas en que muchas cosas que antes no se tenían en cuenta o no parecían suficientemente importantes, por efectos de la crisis económica global deben, al menos, ponerse sobre el tapete para someterlas a análisis.

Y el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero, juntamente con su ministro de trabajo Celestino Corbacho, sigue creyendo que estas tecnologías pueden ser un camino más que viable para ayudar a salir de la crisis.

Obviamente, todo lo que tenga que ver con el mercado laboral y las industrias, no importa el tamaño que éstas tengan, será objeto de un trato especial por parte de las autoridades, en un intento de colaborar con el mantenimiento del empleo y la disminución del número de parados.

A mediados del pasado Abril, el Consejo de Ministros aprobó un aumento de presupuesto para asistir al programa Innoempresa, que se financia conjuntamente con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Este programa tiene por finalidad estimular la implementación de nuevas técnicas de gestión empresarial, y financiar diversos proyectos para que las PYMES puedan mejorar sus procesos de producción y comercialización, en busca de una mayor penetración en el mercado.

Todos estos cambios tienden a lograrse tratando de estimular el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, razón por la cual se produjo el antedicho aumento de presupuesto para este programa en casi 48 millones de euros, que serán repartidos de acuerdo a las necesidades entre las distintas Comunidades Autónomas.

De esta manera los fondos para el programa pasan a ser de 70 millones de euros. La convocatoria a las PYMES para participar del mismo tuvo una primera llamada en Abril, que presentó como una novedad ciertamente interesante la decisión de efectuar el pago por adelantado de las ayudas, sin necesidad de que la PYMES que las soliciten deban presentar garantías anticipadas.

Con estas medidas las autoridades esperan ayudar a 7.000 PYMES, que se espera generen en conjunto una inversión de entre 150 y 200 millones de euros, lo que hará posible mantener alrededor de 3.000 puestos de trabajo.

Esta apuesta del Estado por las TIC puede aparecer como arriesgada en momentos en que el país y casi el mundo todo atraviesa esta terrible crisis global, pero si las PYMES dan un paso al frente y toman la iniciativa con entusiasmo, tal vez esta sea una buena solución a muchos problemas laborales, y se pueda conseguir posicionar a España como un país líder en Tecnologías de la Información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies