Ahora la Unión Europea también quiere testear cuál es el estado de la economía de sus Bancos

Hace poco tiempo las autoridades monetarias de los Estados Unidos hicieron el famoso «test de estrés» para conocer la situación financiera de sus principales Bancos.

Esta medida provocó beneplácito entre las autoridades del resto del mundo, a punto tal que ahora la Unión Europea ha aconsejado a sus Estados miembros que cada país promueva las medidas necesarias para, al igual que lo que hicieron los Estados Unidos, realizar lo que denominaron un «examen de resistencia» y poder conocer así la verdadera situación financiera de los principales Bancos europeos.

La medida tiende a determinar si las entidades financieras europeas tienen liquidez suficiente como para poder hacer frente a sus necesidades hasta que finalice la crisis global, de forma tal de mantener lo más accesible posible las líneas de crédito.

El examen en cuestión será realizado por las autoridades económicas de cada uno de los países que integran la U.E., basándose en una mínima cantidad de recomendaciones que les dará el organismo común europeo, ya que es conocida la reticencia de los Bancos para dar a conocer su situación, debido a que esto puede traer inquietud entre sus clientes y favorecer el éxodo de capitales que harían aún más difícil la actual situación.

La Unión Europea quiere tener un panorama lo más claro que se pueda averiguar, para que así las eventuales deficiencias financieras de algunos o muchos Bancos no puedan interferir en el proceso de recuperación que esperan comience lo antes posible.

Lo concreto es que en Europa no disponen de un análisis preciso como lo hizo Estados Unidos de su situación bancaria, y por lo tanto no conocen exactamente dónde están parados en ese punto.

Algunos países, como es el caso de España, tienen un supervisor que lleva a cabo «in situ» y en forma constante la vigilancia de la marcha de las entidades financieras. Esta vigilancia se redobló durante la crisis, por lo que en el caso español el examen de resistencia ya está prácticamente hecho.

Ante las dudas existentes, el comité de crisis presidido por José Manuel Durao Barroso y secundado por tres de los comisarios europeos, instaron a las autoridades económicas de toda Europa a realizar el examen tomando como ejemplo el modelo seguido por los Estados Unidos.

Esperan de esa forma conocer lo antes posible dónde se hallan realmente parados los principales Bancos de Europa de cara al largo camino hacia la recuperación de esta casi interminable crisis mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies