Argentina adelanta sus elecciones legislativas por la crisis económica global

Luego de un debate de casi nueve horas que presentó para el oficialismo menos inconvenientes que los que había tenido en la Cámara de Diputados, la Cámara de Senadores del Congreso Argentino promulgó la ley que establece el adelanto de las elecciones legislativas para el 28 de Junio próximo, en vez del mes de octubre tal cual estaban previstas en un principio de acuerdo la ley electoral vigente.

El partido Justicialista, en el poder en la Argentina desde el año 2.003, primero con Néstor Kirchner y luego con su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, sostiene desde hace ya unos cuantos meses la necesidad de adelantar las elecciones de los diputados y senadores que se renuevan en ambas cámaras, para poder así contar cuanto antes con sus “filas” reorganizadas y lograr la aprobación en el menor tiempo posible de las leyes, sobre todo las económicas, que consideran imprescindibles y urgentes para poder seguir haciendo frente a la crisis global que se manifiesta en la gran mayoría de los países del mundo, pero que todavía en Latinoamérica no se abatió con toda la fuerza con que lo hizo, por ejemplo, en los Estados Unidos y en toda Europa.

La coalición opositora dijo en todo momento estar en desacuerdo con la medida, aduciendo que a pesar que la Cámara Baja ya había dado media sanción a la Ley, no era correcto adelantar las elecciones, puesto que de esa manera los Partidos Políticos no tendría tiempo de hacer conocer en profundidad sus plataformas electorales a la ciudadanía, y que el beneficio para el país de cara a los “eventuales” problemas que pudiera originar la crisis mundial no era lo suficientemente importante como para cambiar la fecha en más de tres meses.

El Gobierno les respondió a través del Jefe de la Bancada oficialista, el Senador Miguel Pichetto, que la crisis no estaba provocando “eventuales” inconvenientes sino problemas bien concretos, que en tiempo de campaña electoral podían entorpecer la gobernabilidad de la Nación, por lo cual ese adelanto de fechas resultaba imprescindible para encarar lo que muchos esperan sea la parte final de la lucha contra esta tristemente famosa crisis global con la mayor serenidad y claridad de criterios posible, habiendo dejado ya atrás los vaivenes de los tiempos electorales.

A pesar de las diferentes opiniones, la nueva fecha electoral ya es un hecho y es de esperar que ese adelanto ayude al Gobierno para poder seguir «piloteando» la crisis de la mejor forma posible, como lo han hecho hasta ahora la inmensa mayoría de los países latinoamericanos, con más o menos problemas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies