Como sea que se la calcule, la economía española sigue en retroceso

Desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó en el año 1.970 a calcular los índices que marcan la marcha de la economía de España, se dieron a conocer ahora los peores registros de la contracción de la misma.

Si el cálculo se hace en base a la tasa interanual, la contracción es de casi el 3% (más exactamente el 2,9%), y si se calcula de acuerdo a la tasa intertrimestral, la contracción es del 1,8%.

Este retroceso, que como dijimos es el más grande desde que el INE se encarga de calcularlo, coincide con los datos estadísticos que había dado a conocer el Banco de España hacia fines de Abril. El Gobierno, sin embargo, sigue considerando que la contracción anual a fines del 2.009 rondará el 1,6%, cifra muy lejana al 3% que para España calculan los organismos económicos internacionales, pero aún así menor al 3,2% que se calcula para el conjunto de los países de la Unión Europea.

De acuerdo a las explicaciones que dio el INE para sustentar los datos obtenidos, la contracción del PIB se debe principalmente a la gran caída que tuvo en los últimos meses la demanda interna, producto por supuesto de las frágiles economías hogareñas como consecuencia de la crisis global que castiga a España y a la mayoría de los países de la Eurozona y buena parte del mundo.

Esta caída del PIB sólo se vio amortiguada en parte por un leve repunte del sector exportador, que sin embargo no fue suficiente para equilibrar la balanza.

Esta caída trimestral del PIB español es la segunda consecutiva luego de la experimentada en el cuarto trimestre del año pasado, y a su vez es significativamente superior al primer trimestre del 2.008, cuando en realidad lo que hubo fue una subida del 2,7%.

El Banco de España, en el último boletín económico, indicaba que la caída del PIB en los primeros meses del 2.009 estaba fuertemente influenciada por un entorno de contracción y recesión en toda la Eurozona, y en realidad prácticamente en todo el mundo.

El comercio internacional está colapsado, la confianza en los mercados financieros es casi nula, los parados en España siguen en aumento, y en definitiva la Nación parecería estar en el período más destructivo de la crisis, por lo que el panorama a corto plazo no es muy alentador.

Según datos de la Comisión Europea, se espera para este difícil 2.009 un déficit cercano al 9%, y una caída del empleo sin precedentes en la mayoría de los países de la Unión Europea.

Será cuestión de esperar que el 2.010 se presente con un panorama más alentador al que hoy reina en toda Europa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies