La Comisión Europea informó que hay indicios de mejoría a partir del 2.010

Que la economía de la Eurozona está atravesando su peor momento desde la segunda Guerra Mundial no es ya ninguna novedad. Esta crisis económica es la más grave de que se tenga memoria en los últimos 60 años.

El informe económico de la Comisión Europea encendió al menos una tenue luz de esperanza, ya que dice que se notan indicios claros y suficientes para esperar una lenta pero firme mejoría en las economías de los países de la región a partir del segundo semestre del 2.010.

Sin embargo, este informe que parte desde Bruselas en cierta forma empeora todavía un poco más lo que se había previsto con anterioridad, porque la gran recesión económica va a contraer el PIB de la Unión Económica y Monetaria (UEM) en alrededor de un 4% durante el 2.009, llevará la tasa de parados en promedio en la Eurozona en torno del 10%, y hará que el déficit público se ubique en cifras que podrían llegar casi al 5,5% del PIB.

Confirma además, como si todavía quedase alguna duda, que las causas principales de esta terrible recesión son el estrangulamiento financiero de muchos de los grandes Bancos de Europa, los grandes problemas del mercado inmobiliario en algunos países, como es el caso de España, y una desfavorable posición de la balanza comercial a nivel mundial, pues aunque parezca imposible todos los países tienen problemas con sus saldos comerciales, cuando es de suponer que debería haber saldos favorables en algún plato de esta famosa balanza.

Lamentablemente, los inconvenientes más grandes parecen ser los de España. Allí las cifras que se dieron a conocer no son demasiado diferentes a las anunciadas a través de otros organismos. Se calcula para la península ibérica una caída del PIB que estará en torno al 3,2% durante el 2.009, los parados españoles duplicarán en promedio a la media de la Eurozona, y el déficit público será de alrededor del 8,5% del PIB en este año, y subirá al 9% en el 2.010.

Otro gran temor del gobierno español es que en algunos países la recuperación ya parece haberse iniciado muy lentamente, en tanto en España se espera que la recesión llegue como mínimo hasta fines del 2.010.

El gobierno español afirma una y otra vez que la situación no es tan cruda como la pintan los organismos internacionales, pero la realidad es que está perdiendo poco a poco credibilidad, y eso no hace otra cosa que aumentar los problemas para Rodríguez Zapatero y su equipo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies