¿Cuál es la receta de Chile para hacerle frente a la crisis global?

El BID analizaba hace poco la situación a corto y mediano plazo de los países de Latinoamérica con respecto a la evolución de la crisis económica global, y sorprendía a muchos al afirmar que posiblemente el país con mejores perspectivas en ese lapso fuese Chile.

Esta nación sudamericana está sintiendo los efectos de la crisis como todos los países de la región, pero los expertos la colocan en una situación más aliviada para poder hacer frente a los avatares económicos que se siguen presentando en casi todo el mundo.

Chile tiene su sistema financiero regulado y prácticamente bajo control, su deuda pública no llega al 3,5% del PIB, lo cual constituye el valor más bajo de toda su historia de país independiente (casi 200 años), obviamente desde que se miden esos parámetros, y las arcas de su Banco Central con reservas que superan los 50.000 millones de dólares, provenientes casi en su totalidad de los ingresos procedentes del Cobre, su principal materia prima de exportación.

Y todo esto pese a que la exportación de ese mineral indispensable para muchas industrias que hoy se encuentran en una virtual paralización por la falta de consumo de sus productos, cayó a principios de 2.009 un 58% si lo comparamos con la misma época del año pasado.

En cierta manera la caída de las exportaciones de Cobre se equiparan con caídas también en las importaciones de bienes de capital y consumo, de 13% y 19% respectivamente.

De cualquier forma estas cifras indican que el impacto de la crisis en todo lo concerniente a la balanza comercial se está sintiendo con bastante fuerza.

Los nuevos parados alcanzan en todo el país 150.000 personas, una cifra algo menor a la estimada en un principio por las autoridades del Ministerio de Trabajo.

El 2.009 es en Chile un año de elecciones parlamentarias y presidenciales, y la oposición derechista encabezada por el millonario empresario Sebastián Piñera espera obtener réditos de la crisis para aumentar su caudal de votos, aunque hasta ahora el gobierno de Michelle Bachelet parece sobrellevar la difícil situación con bastante eficacia, de acuerdo con los pronósticos de la gran mayoría de los organismos económicos internacionales.

De hecho, si se mide el plan anticrisis en función del porcentaje de su PIB, resulta ser el quinto plan más importante del mundo, superando incluso a naciones como Canadá, Japón y Francia, entre otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies