La crisis global y la industria editorial en la Argentina

La industria del libro en la Argentina siempre fue una actividad que mostró mucho movimiento, ya que el promedio de libros leídos por persona en forma anual es uno de los más altos de Latinoamérica.
Pero en la actualidad nada ni nadie escapa a la crisis global que hace estragos aún en las industrias más afianzada de cada país. Tal el caso de las editoriales en la República Argentina.

Las mediciones realizadas durante el primer trimestre del 2.009 dan como resultado una caída en la producción de libros de casi un 15% con respecto al mismo trimestre del 2.008, llevando el número de libros salidos de las editoriales a una cifra cercana a los 16.000.000 de ejemplares, según un informe oficial de la Cámara Argentina del Libro (CAL).

También se vieron afectadas las exportaciones de libros de Argentina, como casi todas las exportaciones, por variadas que sean, que salen de los países sudamericanos, con una caída de 14,8% con respecto al trimestre antes mencionado del año pasado, llegando a una cifra de 8.900.000 dólares, sensiblemente menor al 2.008.

El principal comprador de libros argentinos al inicio del 2.009 pasó a ser Chile, desplazando a México, el país más consumidor de literatura argentina desde hace ya varios años, al segundo lugar.

En cuanto a las importaciones de libros en la Argentina, cayeron también a 29 millones de dólares, lo que significa una reducción interanual de 13,4%.

El principal vendedor de libros a la Argentina en el primer trimestre del 2.009 fue España, ocupando China el segundo lugar, teniendo en cuenta en este caso la mano de obra barata del país asiático para la confección de los libros encargados por la industria argentina.

Según la CAL, “la industria enfrenta nuevos desafíos durante el 2.009, en el cual el contexto de deterioro del poder adquisitivo genera una importante reducción de la demanda bibliográfica”.

Después de la crisis vernácula en la Argentina en el año 2001/2002, la industria del libro se había recuperado de forma sorprendente, con un aumento acumulado en la producción del 110% hasta el año 2008, por lo que la caída actual en las ventas debidas a la crisis global todavía, aunque nadie sabe por cuánto tiempo más, puede ser amortiguada por las editoriales.

Como en casi todas las industrias latinoamericanas, el aumento de las exportaciones a niveles históricos puede ser la solución a muchos de los problemas que hoy afectan a los distintos sectores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies