Los ministros de economía de América se reúnen para analizar las políticas económicas frente a la crisis

En los primeros días del mes de Julio se realizará en Viña del Mar, Chile, una importante reunión entre los ministros de economía de toda Latinoamérica y el Caribe, además de representantes del Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Oficiará de anfitrión el ministro de hacienda de Chile Andrés Velasco Brañes.

El objetivo principal que mueve a esta reunión es intercambiar formas de acción y opiniones sobre las distintas maneras en que esta crisis económica global afectó a las economías regionales, ya que se presentan muchas consecuencias comunes de la crisis, como lo son por ejemplo el caso de la caída de las exportaciones a otras regiones del mundo como la Eurozona y los Estados Unidos, pero a su vez cada país o subregión tuvo manifestaciones diferentes ante la situación de acuerdo a sus sociedades intraregionales, a su situación geográfica dentro del continente y a sus producciones internas.

Los países que comprometieron su presencia en Chile son Antigua y Barbuda, Argentina, Barbados, Bélice, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Republica Dominicana, St. Kitts y Nevis, Santa Lucia, San Vicente y las Grenadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

La idea, si se dan las condiciones para ello, es que además de tratarse todo lo referente a la crisis global, se puedan tratar algunos temas que sólo se pueden hablar en reuniones de las máximas autoridades económicas y cuando la presencia de los ministros es casi total.

Estos temas de importancia para toda Latinoamérica y el Caribe estarán referidos seguramente a la manera de supervisar la marcha de la economía de la región como bloque, a las distintas alternativas logísticas para el transporte de materias primas entre los países, a eventuales precios especiales para el comercio de alimentos entre las naciones latinoamericanas y caribeñas, y a proyectos sobre el uso racional y compartido de las fuentes alternativas de energía.

No es la primera vez que se reúnes los ministros de economía latinoamericanos y caribeños, ya que lo hicieron el año pasado en Cancún, México, reunión de la cual nacieron varios acuerdos importantes para las distintas naciones del bloque centro y sudamericano, algunos de los cuales permitieron hacer frente a la actual crisis desde una posición más ventajosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies