La actual situación del paro en España

Que la crisis económica global golpeó fuertemente las economías de los países de la Eurozona no es ninguna novedad.

Que dentro del andamiaje que hace funcionar el sistema financiero de los países el tema social proveniente del empleo y los parados, tampoco.

Y dentro de este panorama, España es uno de los países de la región que más sufrió y sigue sufriendo los problemas derivados del desempleo y el aumento de la tasa de parados, que en el marco de esta crisis se aproximó peligrosamente al 20% de la población activa.

De acuerdo a declaraciones que efectuó en Ginebra, Suiza, hace pocas horas el Director del Instituto Internacional para estudios laborales de la OIT, junto con el Director General del Organismo, Juan Somavia, consideran que la progresión de los acontecimientos de las últimas semanas permiten inferir con bastante seguridad que “lo peor del aumento del paro en España ya quedó atrás”.

Estos datos se desprenden de los estudios que continuamente efectúa el organismo sobre la marcha del empleo en casi todo el mundo, controles que se han multiplicado desde la irrupción en el concierto de las naciones de esta crisis que todo lo trastocó, provocando una cantidad de parados en muchos países como hacía décadas no se observaba.

Según Somavia, en España la situación tiende a mejorar debido a la reducción de los contratos temporales, y a la estabilización de las pérdidas del sector de la construcción, uno de los puntos más conflictivos a la hora de enfocar el tema del desempleo en territorio español.

Sin embargo, hay organismos internacionales que todavía auguran una tasa de parados del 20% para el 2.010 en España, y este hecho fue objeto de uno de los pocos comentarios puntuales que se hicieron en el informe de la OIT.

Se cree que los países desarrollados serán los responsables de entre el 35 y el 40% del aumento global del desempleo en el mundo, a pesar de que representan no más del 16% de la fuerza laboral mundial.
Espera la OIT para finales del 2.009 cerca de 240 millones de parados, una cifra superior en casi 60 millones de personas a la que había a fines del 2.008.

España aumentó la cantidad de parados en más de 800.000 personas, y ha sido, al igual que los Estados Unidos, uno de los países más afectados por la crisis en ese sentido.

“Los problemas preexistentes a la crisis y la gran cantidad de trabajos temporales, casi un tercio del total, contribuyeron a que España sufriera muy fuertemente los embates del desempleo”, concluye el informe de la OIT.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies