En Latinoamérica los intereses españoles están comprometidos por la crisis global

El nuevo Secretario de Estado para Iberoamérica de la Cancillería española, Juan Pablo de la Iglesia, dijo hace poco que hoy en día Latinoamérica no es territorio demasiado propicio para los intereses españoles, debido a la crisis económica global que afecta a ambas regiones.

La prioridad del nuevo funcionario será evaluar la situación para poder asesorar a las empresas españolas en caso de ser necesario.

Según sus propias palabras, el gobierno está muy interesado en mantener los vínculos comerciales con los países de Latinoamérica, tratando de allanar en la medida de sus posibilidades los problemas que puedan surgir con las empresas españolas que tienen filiales, algunas de importancia crucial, en esas naciones.

Estas fueron sus manifestaciones en su intervención en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado de España.

Las perspectivas para todo el año 2.009 no son demasiado alentadoras, porque el FMI pronosticó una caída de alrededor del 1,5% del PIB en América Latina, y España no pasa tampoco por una buena situación, con su economía en recesión y el índice de parados por encima del 17%.

Pero la determinación de las empresas españolas de permanecer a toda costa en sus antiguas colonias no está en discusión, y de la Iglesia recordó que “España es el segundo país en el mundo en volumen de inversiones en Latinoamérica por detrás de los Estados Unidos, con una inversión total en la región en los últimos quince años de unos 130.000 millones de euros.

También destacó el funcionario que entre sus principales tareas estarán asegurar el acompañamiento del gobierno español a las celebraciones de los bicentenarios de la independencia de varias naciones latinoamericanas, que ocurrirán en los próximos años, y fomentar el regreso de América Latina a figurar entre las prioridades más importantes de la Unión Europea.

Las autoridades españolas se muestran muy interesadas en el tratamiento y firma de nuevos convenios de asociación comercial entre España y los principales países latinoamericanos, en la convicción de que estos tratados resultarán en beneficios recíprocos que ayuden a todas las partes involucradas a transitar por esta crisis mundial de una forma más ventajosa y con menor sufrimiento para sus respectivos pueblos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies