Leve mejoría en el mercado laboral español: ¿será duradera?

Durante el mes de mayo que acaba de terminar, el paro que se venía registrando en los servicios públicos de Empleo Estatal experimentó una muy leve caída del 0,68% frente al mes anterior.

Esta cifra es evidentemente baja, pero si tenemos en cuenta que se produce tras 14 meses en los que el índice de parados aumentó consecutivamente, es suficiente para dar alguna esperanza en cuanto a que el problema pueda comenzar a revertirse de a poco.

El porcentaje, traducido en número de trabajadores, indica que casi 25.000 personas volvieron a trabajar en ese sector, lo que no es poca cosa en medio de la peor crisis económica que sufrió España en más de cincuenta años.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, instó a los españoles a tomar estas cifras como “un dato positivo y alentador, que casi seguramente marca un cambio de tendencia en el mercado laboral del país”, pero aseguró también que estos datos deben ser tomados con mucha precaución, porque la recesión por la atraviesa España, la Eurozona y en definitiva buena parte del mundo es muy grande y todavía quedan varios meses de una ardua tarea para poder dejarla atrás y comenzar el camino de la recuperación.

Zapatero adjudicó esta caída en el índice del paro al plan de estímulo a la economía que dispuso el gobierno, de más de 10.000 millones de euros y en especial a los 8.000 millones del Fondo de Inversión Local, según él fundamentales a la hora de frenar la subida del desempleo.

En parecida dirección fueron los dichos del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, para quien el protagonista principal de este cambio de tendencia fue el efecto del llamado “Plan E”. Corbacho tampoco ahorró esfuerzos cuando hubo que pedir a la población española prudencia para ver cómo se van desarrollando los acontecimientos a nivel continental e internacional.

Nadie olvida que mayo es, históricamente, un buen mes para el empleo, porque aumenta mucho el número de contrataciones, algunas temporales, en el sector turístico, al coincidir con la temporada roja de las visitas de turistas de todo el mundo a España.

De cualquier modo, el número de parados estuvo en alrededor de 3.620.000 personas, que representan un 54% que en el mismo mes del 2.008.

También el secretario General del CCOO, Ignacio Fernández Toxo y la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, tomaron la noticia como un buen indicio, pero al igual que Zapatero y Corbacho clamaron por una “valoración prudente a la espera de lo que ocurra en los próximos meses con el comportamiento de la actividad económica de toda la región”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies