Latinoamérica significa mucho para Europa, dijo Salafranca

El presidente adjunto de Eurolat, la Asamblea parlamentaria Eurolatinoamericana, José Ignacio Salafranca, no dudó en afirmar recientemente que el origen de la relación actual entre Latinoamérica y la Unión Europea está basado en razones políticas y no económicas.
Sus palabras para asegurar esto ante los ministros de relaciones exteriores y representantes nacionales que se reunieron en Praga durante la XIV conferencia ministerial entre la UE y el Grupo de Río fueron “Para Europa, los países de América Latina son algo más que un mercado”.
Este es un plenario muy especial, ya que se trata del primero al que asiste Cuba, y Salafranca reafirmó que las dos regiones comparten los principios y valores de la Democracia representativa y pluralista, además de otros muchos que hacen a la relación civilizada entre los países, al Estado de Derecho y a la observancia a ultranza de la Ley.
Desde la Eurocámara se busca profundizar la relación política y comercial entre Latinoamérica y los países europeos, mediante contactos multisectoriales que por ejemplo en estos tiempos de crisis global, ayudan a comprender mejor el fenómeno y a tratar de encontrar vías de solución a los problemas que se derivan de ella.
Recordó Salafranca que fue en ocasión del llamado “Diálogo de San José” cuando se reunieron representantes de ambas regiones para buscar salidas a las constantes guerras civiles que se venían sucediendo en Centroamérica, cuando se decidió además reforzar los lazos sociopolíticos que pudieran ayudar al desarrollo tanto de América Latina como de la Unión Europea.
También fueron políticas y no económicas las razones que llevaron a la decisión de darle un marco legal al diálogo entre la UE y el grupo de Río, durante una reunión en Roma en el año 1.990.
Son muchas las razones que esgrime Salafranca para recalcar la importancia de Eurolat en las relaciones entre dos de las regiones del mundo con más posibilidades de acciones conjuntas que lleven en la actualidad a salir de esta situación de crisis que nos tiene a todos a maltraer.
Será cuestión de cerrar cada vez más el cerco de las relaciones entre Europa y América Latina, en un mundo globalizado donde tanto las crisis como las buenas iniciativas se expanden a velocidades muy superiores a lo que muchos imaginan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies