Buena posición de Latinoamérica para enfrentar la crisis global

Bodo Liesenfeldt es el presidente de la Asociación de Empresarios alemanes para Latinoamérica, y declaró hace apenas unas horas en su país lo que muchos economistas y empresarios vienen sosteniendo desde que comenzó la crisis económica global: la región latinoamericana se encuentra en la actualidad mejor posicionada que los países industrializados para “presentarle batalla” a la difícil situación por la atraviesa gran parte del mundo.

Estas declaraciones fueron hechas durante una conferencia que dio en el Banco más grande de Alemania, el Deutsche Bank, y resumió la situación en pocas palabras, al decir que la crisis en Latinoamérica no es financiera sino económica, coyuntural, y no es propia sino consecuencia de lo que sucede en el resto del mundo en los mercados financieros.

Los Bancos de la región no compraron papeles tóxicos, las tristemente famosas hipotecas subprime, porque no les resultó atractiva la tasa de interés que se pagaba, lo que los salvó en gran medida de la debacle que se produjo posteriormente.

Además consideró Liesenfeldt que cada país latinoamericano logró desarrollar razones particulares de distinta índole para poder resistir los embates de la crisis financiera global.

Citó como ejemplo a las 2 grandes economías de la región, Argentina y Brasil. Mientras este último fusionó Bancos y realizó adquisiciones para reposicionarse a nivel internacional, Argentina, al estar en cierta forma aislada de los mercados internacionales por sus tratativas de refinanciación de deuda con el Club de París, tampoco se vio involucrada en la gran tormenta financiera que se desató a nivel mundial.

En el período 2.004/2.008, Latinoamérica creció a un promedio anual del 6,1%. Durante el 2.009, se espera una tasa de crecimiento de alrededor del 2%, inferior a la obtenida en los últimos años pero crecimiento al fin, frente a la situación de recesión de la mayoría de los países de la Eurozona y los Estados Unidos.

El gran problema de los países latinoamericanos es su fuerte dependencia con el comercio y las exportaciones hacia los países industrializados, que hoy en día disminuyeron mucho por la difícil situación económica por la atraviesa la Unión Europea, Estados Unidos y el bloque asiático más activo económicamente.

La fortaleza latinoamericana reside, según Liesenfeldt, en sus recursos energéticos, su potencial agrícola-ganadero y sus grandes recursos en materias primas, a pesar de que algunos de los países de la región muestran índices de pobreza por encima de la media recomendada, situación ésta que sí es estructural y no coyuntural.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies