Los responsables del área de trabajo en Latinoamérica se reúnen periódicamente para seguir la crisis global

Así como lo hacen los responsables del área económica de los países sudamericanos, e inclusive varias veces se han reunido los propios presidentes de los países de la región, periódicamente se reúnen para analizar la marcha de la crisis económica global en el cono sur de América los ministros de trabajo de las naciones latinoamericanas.

Esta vez la reunión fue con el Director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavía, y tuvo lugar en Chile con la presencia de los ministros de trabajo del país anfitrión, Claudia Serrano, y sus pares de México, Brasil y Argentina.

Inclusive, luego del encuentro de los responsables de una de las áreas más sensibilizadas por la crisis, todos los asistentes a la reunión fueron recibidos por la Presidente chilena Michelle Bachelet.

Somavía declaró al final del cónclave que “nos reunimos para analizar las políticas en materia laboral que se están llevando a cabo en el área latinoamericana para enfrentar la crisis financiera global”.

Indicó además que está sorprendido por la convergencia y ensamble de las medidas laborales en toda el área, puesto que éstas se están tomando en todos los países coincidiendo en su esencia e intentando por todos los medios no perjudicar a las naciones vecinas en los aspectos fundamentales que tienen que ver con el nivel de empleo y reciclaje de los parados para no aumentar todavía más los momentos de zozobra que se están viviendo por la crisis.

Destacó que, a diferencia de crisis anteriores, el FMI ya no tiene tanta injerencia en los temas internos de los países, lo cual “es bueno para la marcha autónoma de la región”.

Las convergencias se observan sobre todo en las medidas macroeconómicas para promover la reactivación económica regional y la promoción del empleo y la protección social.

Javier Lozano, el ministro de trabajo mexicano, no hizo otra cosa en sus declaraciones finales que destacar la importancia que los gobiernos latinoamericanos le dan al flagelo del desempleo proveniente de la caída de la actividad económica por la crisis, y la acción mancomunada que todos los ministros de trabajo están llevando a cabo en estas reuniones periódicas para luchar en pos de mantener las fuentes de trabajo a toda costa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies