El FMI mejoró sus expectativas para los Estados Unidos

El Fondo Monetario Internacional mejoró las expectativas para la economía de los Estados Unidos, con respecto a las previsiones que había hecho en Abril. En esa oportunidad estimó, durante su reunión semestral, que los estadounidenses sufrirían una contracción en su economía de casi el 3% durante el 2.009, y que el año próximo el crecimiento sería nulo, si bien la contracción terminaría, es decir que se produciría una tasa 0 de crecimiento.

Ahora las proyecciones variaron levemente hacia el alza, pero de una forma sostenida, ya que el organismo internacional considera que la economía se contraerá alrededor del 2,5% en el 2.009, y estima un crecimiento muy leve pero positivo de 0,75% durante el 2.010.

El punto más destacable de estas modificaciones en las expectativas de evolución económicas radica en que también se modificaron las previsiones para el resto de los países afectados por la crisis económica global, pero a diferencia de EEUU la nueva previsión es a la baja, es decir que la situación de esos países parece haber cambiado desde abril a la fecha, pero para peor, ya que ahora se espera a futuro un panorama algo más complicado.

El FMI dice ahora que el resto de las naciones afectadas por esta terrible crisis verá a sus economías comenzar a recuperarse recién para el año 2.011, es decir un año después que los Estados Unidos.

Este país está sufriendo un fuerte ajuste en los mercados laborales y de la vivienda, lo que puede retrasar su “despegue” económico unos meses, pero de cualquier forma esto sucederá antes que en otras partes del mundo, como por ejemplo la Eurozona.

En cuanto al tema del desempleo, el FMI calcula que este año el número de parados estadounidenses podría estar en el orden del 10%, mientras que la falta de actividad económica llevaría la inflación a niveles extremadamente bajos.

A tal punto se espera una baja en la inflación, que luego de transcurrido el año el índice de precios al consumidor disminuya un 0,5%, y recién comience a subir, alrededor del 1% para el año próximo.

A pesar de las perspectivas de recuperación, las autoridades del FMI sostienen que “todavía hay riesgos a la baja de la mayoría de los parámetros económicos”, por lo que la vigilancia de las autoridades estadounidenses debe ser muy estricta.

Aún existen muchísimas posibilidades de ejecuciones hipotecarias, y el desempleo es lo suficientemente alto como para que la estabilidad de una gran parte de los hogares en los Estados Unidos no esté garantizada ni mucho menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies