En medio de la crisis México apuntala su industria aeroespacial

En lo que lleva transcurrido el año 2.009, México apostó con fuerza a posicionarse dentro del espectro de la industria aeronáutica.

Durante el año pasado, más de 150 nuevas empresas dedicadas a ese rubro se establecieron en su territorio, de todo tipo y tamaño, pero generando al fin cerca de 20.000 puestos de trabajo, que en estas épocas de crisis global y con los problemas de empleo que presentan la mayoría de los países, es una cifra para nada despreciable.

De hecho, la industria mexicana en general está atravesando una situación muy delicada por el creciente número de parados que se producen día a día.

Apenas unos pocos meses atrás, el asesor aeroespacial del Instituto de Tecnología de Monterrey, Jean Claude Bouche, manifestó en Londres que el gobierno del presidente Vicente Fox ha puesto especial énfasis en desarrollar un programa aeroespacial competitivo para posicionar lo más rápidamente posible esa industria en el mundo, dado el gran número de personas que en México están relacionadas con ella, directa o indirectamente.

Bouche informó que en el transcurso del 2.008, México ingresó en sus arcas cerca de 3.400 millones de dólares provenientes de la industria aeroespacial y como resultado de sus exportaciones, sobre todo a los Estados Unidos en concepto de repuestos para las aeronaves estadounidenses.

A tal punto llega el optimismo de las autoridades mexicanas, que las progresiones en las expectativas de venta al exterior de aeronaves y repuestos alcanza la para nada despreciable suma de 12.000 millones de dólares para el año 2.015, con una industria en plena expansión que pueda dar trabajo a más de 40.000 mexicanos.

Bouche dijo también de manera criteriosa que “en estos tiempos de crisis económica y sobre todo social, podemos considerar aún más importante que los ingresos que esta nueva y pujante industria generen, el hecho de poder contribuir a mantener el nivel de empleos, dando trabajo a varios miles de personas que de otra forma verían seriamente comprometida su situación”.

Hizo también hincapié en las ventajas que el hecho de establecer bases en México les brinda a los fabricantes de aeronaves dos grandes ventajas: la proximidad con los Estados Unidos, posiblemente el mayor comprador del mundo de estos aparatos, y las importantes ventajas impositivas que el gobierno mexicano les da a quienes se establecen en su territorio con nuevas industrias y emprendimientos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies