La posición del turismo argentino frente a la crisis global

Hay ciertos paradigmas en las actividades que se desarrollan dentro de una sociedad moderna que no se discuten, que se toman como verdades irrefutables.

En la “industria” del turismo, se sabe que se viaja cuando en una familia o en un grupo determinado hay superávit, cuando el dinero necesario para satisfacer las necesidades básicas está asegurado.

Cuando esto no ocurre, es difícil pensar en hacer las valijas para emprender un viaje de placer, en pasear y conocer nuevos horizontes.

Inmersos como estamos todos en esta crisis económica mundial, los operadores turísticos tuvieron que empezar a luchar contra una palabra terrible para sus negocios: “cancelaciones”.

La Argentina no estuvo ni está al margen de los problemas ocasionados por la crisis, y el turismo receptivo está sufriendo desde hace varios meses la caída de reservas producidas por la incertidumbre ante lo que vendrá, o directamente porque muchos de los que iban a arribar a nuestro país han perdido en sus lugares de origen el empleo, están en el paro y no se encuentran en condiciones de realizar erogaciones en turismo ante la imperiosa necesidad de sobrevivir en tiempos de crisis.

Pero tanto Ricardo Rozas, el presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo como Francisco Vallejos, presidente de la Asociación Mesopotámica de Agencias de Viajes y Turismo, que es una región del país donde se encuentran varias de las atracciones turísticas más importantes de la Argentina, como por ejemplo las majestuosas y mundialmente famosas Cataratas del Iguazú, coinciden que aún en tiempos de crisis el turismo puede rescatar su lado positivo, ya que son muchas las ofertas que el mercado turístico ofrece al viajante en condiciones de conocer nuevos lugares donde descansar y pasar momentos agradables.

Las grandes cadenas internacionales están reposicionándose para ofrecer, en los destinos turísticos por excelencia, como Argentina y Brasil en el área de Latinoamérica, posibilidades para todos los presupuestos, intentando de hecho una adaptación a la nueva situación de los bolsillos de la población, tanto local como del exterior, y a la espera de que mejoren las condiciones para que el turismo vuelva a ser una importante fuente de ingresos para la región.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies