Por las elecciones legislativas, ¿Argentina cambia el rumbo en medio de la crisis global?

El último domingo 28 se realizaron elecciones legislativas en todo el territorio de la República Argentina.

El oficialista partido “Frente para la Victoria”, que responde a la presidenta Cristina Fernández y está presidido por su esposo y ex presidente de la Nación Néstor Kirchner, sufrió un traspié electoral en buena parte del país, cuyas consecuencias todavía son una incógnita de cara al futuro, si bien los analistas políticos hace ya varias semanas que venían especulando con esta posibilidad ante el avance de la coalición opositora.

A partir de este momento, y hasta el 2.011, cuando se realicen las próximas elecciones presidenciales y se vuelvan a renovar en parte ambas Cámaras del Parlamento argentino, la gobernabilidad del país se tornará más complicada para la presidenta, que hasta este último Domingo contaba con mayoría propia en las dos Cámaras, de Senadores y de Diputados, de forma tal que sus iniciativas eran aprobadas casi como un mero trámite por la Legislatura Nacional.

Es así que según sus propias palabras, se pudo “timonear” muy bien el barco en medio de esta crisis económica global, cosa que si bien los analistas aseguran se podrá seguir haciendo, ya no será tan sencillo, pues la oposición cuenta ahora con suficiente número de votos, de ponerse de acuerdo todas las fracciones, como para frenar o al menos modificar sustancialmente cualquier iniciativa del Poder Ejecutivo.

Hay de cualquier forma temas en los cuales el acuerdo es total, como los que se refieren sobre todo a la preservación de las fuentes de empleo en medio de la crisis, ya sea con iniciativas que partan de las Cámaras o con planes de ayuda social del Ejecutivo, que al parecer no corren riesgos de ser objetados por el arco opositor.

Todos los partidos políticos hicieron hincapié en sus campañas en la necesidad de controlar muy de cerca el número de parados, como punto base de partida para la estabilidad social del país.

Concretamente, de cara a las todavía lejanas en el tiempo pero muy presentes en el ánimo de la dirigencia política elecciones presidenciales del 2.011, variaron sustancialmente los nombres de los posibles “presidenciables”, ya que a partir de estos comicios son varios los nuevos precandidatos en condiciones de aspirar a ocupar muy altos cargos de gobierno, inclusive la primera magistratura, cuando el pueblo argentino deba volver a elegir a sus gobernantes por los siguientes cuatro años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies