El flamante presidente de El Salvador presentó medidas para combatir la crisis global

Desde el pasado 1º de Junio, Mauricio Funes es el nuevo Presidente de la República centroamericana de El Salvador. Pocos días después de su asunción, presentó ante la legislatura de su país lo que se denominó el Plan Global Anticrisis, con el cual el flamante gobierno busca paliar en parte la afligente situación por la que están pasando millones de salvadoreños en estos tiempos de crisis económica global.

Dijo que ese plan era el fruto de una incipiente unidad nacional, y que “buscaba darles días de paz y felicidad a su querido pueblo”.

El costo del plan implica una inversión cercana a los 600 millones de dólares, de los cuales ya están garantizados el 60%, mientras el 40% restante está en proceso muy avanzado de negociación con los organismos internacionales como el Banco Mundial y el FMI.

En una primera y urgente etapa, Funes buscará prestar auxilio a los sectores más necesitados de la población, los más pobres y excluidos, puesto que ante la escasez de empleo que se está manifestando en el país, son los que menores posibilidades de mejoría tienen a corto plazo.

Pero al mismo tiempo se busca dar inicio a un Sistema de Protección Universal que incluya a todos los sectores de la población en un intento de mejorar las condiciones de vida de todo el pueblo salvadoreño.

Este sistema tratará de mantener los trabajos existentes y crear nuevas fuentes de empleo para disminuir el creciente y preocupante índice de parados en la población.

Asimismo se creará un fondo de garantías para asegurar de manera definitiva el acceso al crédito de todos los pequeños y medianos empresarios.

El estado va a importar grandes cantidades de insumos y fertilizantes agrícolas para luego distribuirlos a precio de costo a los pequeños productores agrícolas, a quienes les prometió comprar toda su producción para repartirla luego entre las clases más bajas, a los que se les dará ropas, zapatos y útiles escolares para ayudarlos en momentos tan complicados.

El flamante gobierno salvadoreño parece muy decidido a tomar al toro por las astas en esta lucha sin cuartel contra la crisis. Esperemos que el éxito lo acompañe por el bien del pueblo de este castigado país centroamericano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies