¿Podrán ponerse de acuerdo acerca de cuándo saldremos de la recesión?

Es llamativa la dificultad que presenta no sólo España sino buena parte de los países inmersos en esta crisis económica global para estimar con cierta exactitud el momento en que se producirá la ansiada salida de la recesión que hoy impera en prácticamente todo el mundo.

Ahora se agregan a todas las estimaciones de los analistas económicos los datos sobre los famosos “brotes verdes”, su robustez y sus posibilidades de supervivencia.

Ya no se sabe si el problema es estrictamente económico y financiero o hay que agregarle matices botánicos y climatológicos.

Hace apenas unos días el secretario de Estado de Economía José Manuel Campa declaró que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero espera ver los primeros frutos, para seguir con la línea botánica, en el primer semestre del año venidero, cuando creen que las tasas de crecimiento intertrimestral comenzarán a ser positivas con respecto a la anterior, evidenciando de esta manera el comienzo de la recuperación para la economía española.

O sea que es creencia del gobierno que los índices económicos tocarán fondo luego de un desplome que seguramente quedará en la historia, y comenzarán con una lenta salida de la recesión hacia la primera mitad del 2.010.

En materia de empleo, es probable que la mejoría tarde un poco más en hacerse notar, ya que es necesario que se ponga nuevamente en funcionamiento la maquinaria comercial e industrial para que los parados vuelvan a insertarse en el mercado laboral.

Si se cumple el pronóstico de Campa, para lo cual habrá que esperar todavía varios largos y complicados meses, España estará en condiciones de salir de la recesión entre Mayo y Junio del año próximo, es decir un año y medio después de haber ingresado en ella, con un gran costo económico y sobre todo social, pues durante ese lapso se habrán alcanzado niveles de desempleo nunca antes vistos en varias décadas.

Los últimos tres trimestres, según datos del INE, hasta Marzo de este año, la contracción económica fue en aumento presentando cifras consecutivas de 0,3%, 1% y 1,9% respectivamente.

Para salir de la recesión hace falta que al menos durante un trimestre haya crecimiento económico para cortar la recesión, pero según palabras del propio Campa el hecho de que se produzca un trimestre con valores positivos de crecimiento no asegura que el balance a fin de año cierre con un saldo positivo.

Esto es preocupante si tenemos en cuenta que hasta ahora las previsiones del Gobierno siempre fueron las más optimistas.

O sea que parece que todavía tenemos por delante un “camino largo y sinuoso”, como reza una canción de la inmortal banda de Liverpool.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies