El Gobierno de Gordon Brown le exige a los Bancos mayor claridad en su accionar

Por expresas indicaciones del Primer Ministro del Reino Unido, Gordon Brown, el Ministro de Hacienda Allistair Maclean Darling indicó a los principales ejecutivos de los Bancos británicos que deberán declaran cuál es el salario que perciben, para llevar así un control más estricto y evitar salarios excesivos que puedan estar ligados a operaciones de riesgo que produjeron el año pasado el inicio de la crisis económica global en los Estados Unidos.

Esta decisión fue tomada por un informe que elaboró el asesor del Morgan Stanley Internacional Bank y ex Director Ejecutivo del Banco de Inglaterra David Walker.

La medida entrará en vigencia en el otoño del hemisferio norte, al presentarse el informe final anual de los Bancos, y está sin dudas encuadrada en el paquete de decisiones que se tomó en casi todo el mundo para regular el accionar bancario y hacer frente de esta forma a la crisis global que afecta a buena parte del mundo.

Tanto los salarios como las bonificaciones extraordinarias que reciben los banqueros en el Reino Unidos podrán, por ley, ser dadas a conocer por los medios de comunicación, de manera tal que sean conocidos por los accionistas y el público en general.

El Gobierno laborista inglés está preocupado en determinar si los salarios que se fijaron en los Bancos para los ejecutivos están de acuerdo con los planes a largo plazo, ya que podría ocurrir que los bonos y remuneraciones excesivas que estén ligados a operaciones de alto riesgo terminen siendo un aliciente para que finalmente la banca vuelva a meterse en los terribles problemas que ahora se están tratando de solucionar.

Es intención del Gobierno británico que no sólo los directores de Bancos y entidades financieras deban dar a conocer sus ingresos, sino que esta medida se haga extensiva a todos aquellos trabajadores cuyo salario supere la media de los asesores, con lo cual entre 200 y 300 ejecutivos se verían “afectados” por la medida.

Y decimos “afectados” si presuponemos que sus ingresos son obcenamente superiores a lo que la lógica indica para un momento de grandes dificultades financieras para la mayoría de las Empresas y el pueblo británico en general.

Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en los Estados Unidos, la información será anónima y sólo se dará a conocer a los efectos de corregir desfasajes perjudiciales en las nóminas salariales del sistema bancario británico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies