Para el Banco Mundial, las remesas que se envíen a Latinoamérica caerán durante 2.009 por lo menos un 7%

Nuevamente un Organismo Internacional modifica sus previsiones con respecto a las consecuencias de la crisis económica mundial.

Esta vez es el Banco Mundial, que en sus últimos informes señalaba que las remesas de dinero que los familiares fuera de Latinoamérica enviaban mensualmente a sus países de origen iban a sufrir una caída de alrededor del 5%.

Ahora las nuevas estimaciones elevan esa cifra a no menos del 7%, ya que al no percibirse signos de una mejoría duradera en las naciones principalmente de la Eurozona de una recuperación definitiva, aunque sea a mediano o largo plazo, no permite que los emigrantes latinoamericanos puedan enviar dinero a sus respectivas naciones al ritmo que sucedía hasta antes del comienzo de la crisis.

El otro gran receptor de migrantes, los Estados Unidos, tampoco está por el momento en condiciones de mejorar la situación de los cientos de miles de sur y centroamericanos que residen y trabajan en su territorio.

El Banco Mundial tiene una sección especialmente dedicada a estudiar y controlar la marcha de este flujo de dinero proveniente de las remesas, tal la importancia que este hecho tiene para muchas naciones latinoamericanas, especialmente las más pequeñas en cuanto a territorio y volúmenes económicos de intercambio.

Esta caída en las remesas se condice con la revisión a la baja que también se efectuó en Junio con respecto a la marcha de la economía mundial, que ahora se estima en una recesión global de casi un 3%.

Dilip Ratha, el economista en jefe del Grupo de Perspectivas para el Desarrollo del BM, indica que en el 2.009 la caída de las remesas podría ser todavía peor a la indicada en la segunda previsión, y llegar incluso al 9,4%, lo que indicaría que las remesas durante este año serían, en el mejor de los casos, de entre 58.000 y 60.000 millones de dólares.

A nivel mundial, la caída de las remesas se está convirtiendo en un grave problema. A modo de ejemplo, podemos tomar la cantidad de dinero que reciben por ese concepto los tres países que más dependen de esos ingresos.

India recibe anualmente 52.000 millones de dólares, China 40.600 millones y México, que depende fuertemente de las remesas que provienen de los Estados Unidos, 26.300 millones de dólares, y experimentó en lo que va del 2.009 una caída del 11% con respecto al mismo período del 2.008.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies