Brasil sigue aumentando el empleo formal a pesar de la crisis

Según datos que dio a conocer la semana pasada el ministerio de trabajo del Brasil a través de su titular, Carlos Lupi, la principal potencia de Latinoamérica a pesar de la crisis económica global que sigue presente en la mayor parte del mundo, pudo generar 300.000 nuevos empleos formales durante el primer semestre de este año.

Esta cifra es muy inferior a los casi 1.400.000 empleos que se generaron en el mismo semestre del 2.008, pero teniendo en cuenta que en ese momento la crisis casi no se había instalado en el mundo, el sólo hecho de haber mantenido estable el número de parados y poder aumentar aunque sea en un pequeño porcentaje de acuerdo a la población la capacidad laboral de la nación ya puede considerarse todo un logro.

Con los 300.000 nuevos empleos del semestre, Brasil llegó a Julio del 2.009 con 32.300.000 empleos formales, que son aquellos que cuentan con todos los beneficios y garantías laborales, están amparados por un contrato registrado en el ministerio de trabajo y cuyas familias están alcanzadas por los beneficios sociales que brinda el Estado.

No debemos olvidar tampoco que en el que fue el peor momento de la crisis para los brasileños, entre noviembre del 2.008 y febrero del 2.009, el desempleo en Brasil creció cerca de 800.000 personas, las que ahora se están recuperando como síntoma de una mejoría estable y duradera de la situación económica y financiera del país.

La causa de este aumento del desempleo fue la misma que afectó a la mayoría de las naciones de la región, o sea la caída de la demanda internacional de materias primas brasileñas y la reducción del crédito de los mercados externos para la industria local.

Debido a eso fue que hacia fines del año pasado las principales empresas instaladas en territorio brasileño debieron dar vacaciones colectivas, hacer despidos masivos y reducir drásticamente su producción.

Pero este panorama se va revirtiendo poco a poco y el gigante sudamericano vuelve a ponerse en marcha, aunque a paso lento y con muchas precauciones en cuanto a inversiones.

La recesión en que técnicamente entró Brasil en el primer trimestre del 2.009 va quedando atrás, y las perspectivas de recuperar la totalidad de los puestos de trabajo perdidos durante el peor período de la crisis son “buenas”, según las palabras del propio ministro de trabajo del gobierno de Lula Da Silva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies