El Turismo receptivo en España sigue con graves problemas

La crisis económica que sigue haciendo de las suyas en todo el mundo parece haberse ensañado con algunos sectores más que con otros, a pesar de que nadie logró salir indemne de esta “pandemia” financiera.

Pero verdaderamente el sector del turismo está pasando por uno de los peores momentos de toda su historia, si es que el turismo como tal comenzó en algún momento.

España, país tradicionalmente acostumbrado a recibir visitas de todo el mundo por la diversidad de paisajes y las posibilidades que ofrece al visitante, tuvo siempre al sector turístico como una fuente importante de ingresos.

Pero ahora, debido a la recesión mundial producida por la crisis, el turismo extranjero durante el primer semestre del 2.009 cayó casi un 12% frente a los primeros seis meses del 2.008, cuando la crisis estaba todavía en pañales.

A pesar de que Junio moderó algo su caída en las cifras con respecto a mayo, el número total de visitantes llegados a España cayó en forma significativa.

Estos datos fueron proporcionados por una encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) que publicó hace poco el Ministerio de Industria.

El Reino Unido y Alemania continúan siendo los principales países que aportan al turismo receptivo en España, y en el último semestre los turistas procedentes del Reino Unido cayeron casi el 16% y los de Alemania el 11%. La recesión en ambos países es muy grande y eso se nota obviamente en los gastos en turismo que hacen sus habitantes, tanto interno como hacia el exterior.

Baleares, Canaria, Cataluña y la región de Andalucía fueron las comunidades españolas más visitadas, y la ciudad en particular en la que creció más el número de turistas extranjeros fue Madrid, a pesar de que el número fue inferior al 2.008.

José Manuel Maciñeiras, presidente de la patronal de agencias de viaje (Aedave), cree que estos datos pronostican malos augurios, pero según él “no los peores”, ya que la merma en el turismo no es consecuencia de problemas en la industria turística española, sino de la situación que impera en los países de origen de los visitantes.

De cualquier forma, lo concreto es que mientras la crisis no comience a ceder, no importa de dónde provenga el problema, lo cierto es que el turismo en España se verá seriamente afectado con consecuencias negativas para el empleo y los ingresos que esa “industria sin chimeneas” produce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies