Zapatero está en franco enfrentamiento con los máximos dirigentes de la patronal

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, no escatima críticas contra la cúpula de la patronal.

Hace apenas un par de días confirmó la ruptura del diálogo social, con lo que prácticamente quedó sellada la suerte de esta ronda de negociaciones que comenzó en Mayo y que al parecer no obtuvo ningún resultado positivo.

Zapatero informó que “lo único previsible es que no haya nuevas reuniones”.

A tal punto parecerían estar cerradas las negociaciones sin haber llegado a estándares mínimos de consenso, que el día 24 se reunieron en una sede de la Seguridad Social en Madrid los “números dos” de los sindicatos, Ramón Górriz por CC OO y Toni Ferrer por UGT, los representantes de la CEOE José de la Cavada y Enrique de la Lama y por parte del Gobierno un grupo encabezado por Javier Vallés, al solo efecto de levantar y firmar un acta del fracaso de las negociaciones.

El Gobierno responsabiliza totalmente a los representantes de los trabajadores del fracaso de las tratativas, ya que considera que durante todo el transcurso de las sucesivas reuniones sólo llevaron a la mesa de diálogo “propuestas imposibles” que ponen en riesgo el bienestar general, el equilibrio de la Seguridad Social y por sobre todas las cosas los derechos de los trabajadores.

El fracaso de las negociaciones coincidió con el día en que se dio a conocer un nuevo récord de parados, a pesar de que las estadísticas oficiales indican que el ritmo de crecimiento del desempleo se estaría moderando.

La Patronal por su parte respondió afirmando que es falso que haya pedido el despido libre o que se impida el derecho de los trabajadores de defenderse jurídicamente ante un despido, tal como lo sostiene el gobierno en un análisis algo particular del documento que presentó la CEOE en su oportunidad.

Por su lado, los sindicatos y los socialistas sostienen que dadas las circunstancias el documento de los empresarios es “el acta del fin del diálogo”, y que a partir de ahora las negociaciones entraron en un camino sin salida ni retorno.

Mientras tanto, el gobierno ya anticipó que en el Consejo de Ministros del próximo 13 de Agosto aprobará sin necesidad de trámites parlamentarios las ayudas de 422 euros por un semestre para los parados de larga data que se queden sin subsidios ni prestaciones.

Habrá que esperar el devenir de los acontecimientos, aunque se vislumbra que el terreno se está embarrando cada vez más, lo cual complica las maniobras en busca de soluciones sobre todo para los trabajadores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies