Unicaja y Cajasur siguen adelante con los pasos para su fusión

La cordobesa Cajasur, a través de los 20 miembros que forman su Consejo de Administración, avalaron los pasos para la fusión con Unicaja, cuya sede se encuentra en Málaga.

Cajasur, que se encuentra en manos de la Iglesia Católica, tuvo en los últimos tiempos una mala gestión y se dedicó a inversiones inmobiliarias de dudosa rentabilidad en medio de esta crisis económica global, las que ahora la obligan a tomar la decisión de fusionarse para poder seguir adelante.

No hace todavía dos semanas que Unicaja, que en la actualidad es la Caja de Ahorros más importante de Andalucía, ya hizo el anuncio de su fusión con Caja de Jaén, y ahora se agrega Cajasur, de forma tal que se elevará la propuesta a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Hace apenas dos días, el Consejo de Administración de Cajasur le hizo llegar al Organismo que se ocupa de la regulación de las Cajas un comunicado en el que informa de la reunión durante la cual se dieron a conocer los términos de la fusión, que dará origen a la será la quinta entidad financiera española por cantidad de depósitos y la sexta si se tiene en cuenta el volumen de activos que posee.

Además facultó a su presidente Santiago Gómez Sierra, quien es también deán de Catedral de Córdoba, a iniciar el proceso de integración, que de cualquier forma deberá ser refrendado por las demás autoridades de la entidad.

Luego de la reunión el hermetismo fue total, y prácticamente no se pudo obtener información de ninguno de los participantes de la misma, a pesar de que era sabido en todos los ámbitos que a partir de las cinco de la tarde se trataría la orden extraordinaria el día, que se iba a referir exclusivamente al proceso de fusión de la Caja.

Ya la semana anterior se reunieron los presidentes de ambas cajas, Gómez Sierra por Cajasur y Braulio Medel por Unicaja, en lo que fue el primer acercamiento de ambas entidades en forma oficial.

Se pudo saber que la Iglesia pretende tener un vicepresidente ejecutivo en el futuro Consejo de Unicajasur, la entidad que vería la luz del día luego de la fusión, a la vez de asegurarse un 8% de representación en el Consejo, lo que le garantizaría tres representantes.

Si se concretan los primeros preacuerdos, en estos difíciles tiempos de crisis la Iglesia contaría con una nueva fundación que dispondría de 8 millones de euros en sus tres primeros años de funciones y con 6 millones el cuarto año.

Por otro parte, desde el punto de vista de la infraestructura de la nueva caja resultante, es deseo de la Iglesia gestionar varios de sus edificios que, desde luego, pasarían a ser patrimonio de la nueva sociedad.

Entre ellos estarían la sede central de Cajasur en Córdoba, otro edificio en la misma zona que en estos momentos alberga a la Oficina Agraria, el Colegio del Santo Ángel, el Convento del Corpus y la sede de Cajasur en Jaén.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies