Tampoco el segundo trimestre fue bueno para la economía de España

La economía de España sigue a los tumbos, totalmente influenciada por la gran caída del consumo.

El Banco de España dio a conocer hace apenas unas horas las cifras del PIB correspondientes al segundo trimestre del 2.009, que muestran un retroceso del 4% con respecto al período Abril/Junio del año anterior.

Tratando de encontrar algún consuelo para esta nueva mala noticia, se observa que sin embargo el PIB disminuyó su caída frente al primer trimestre de este año en casi 1%.

Dentro de los parámetros que hicieron caer el PIB, los principales “responsables” fueron una vez más la fuerte retracción en el consumo interno, que alcanzó un 6%, y se debió tanto al consumo en sí mismo como a la caída en la inversión.

Una vez más Elena Salgado reconoció que ésta es la peor crisis económica de toda la historia moderna de España.

Una vez que el INE confirme esta caída alrededor del 14 de Agosto, estaremos en presencia de la cuarta caída consecutiva del PIB medido en forma intertrimestral, habiendo sido las anteriores del 0,2%, 1%, y 1,9% en los tres trimestres anteriores, lo cual indica además que las caídas intertrimestrales con respecto al 2.008 fueron subiendo trimestre a trimestre, un dato para nada alentador.

Por otra parte en este año ya llevamos una caída acumulada del 5,9%, cifra que es superior al total estimado por el Gobierno para todo el año, que era del 3,6%, y faltan todavía dos trimestres más por contabilizar.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el presidente del Banco de España, aclaró sin embargo que el ritmo de caída de este último trimestre es más moderado que los anteriores, aunque esas explicaciones algo rebuscadas no parecen conformar demasiado al grueso de la población española.

Afirma que la actividad sigue descendiendo pero a un ritmo más moderado y que el mercado laboral se está comenzando a adecuar a la nueva marcha de los mercados financieros, de forma tal que el desempleo podría comenzar algunos signos de mejoría a mediano plazo.

Se han moderado las continuas revisiones a la baja de los parámetros económicos, pero la duración de la crisis global sigue calculándose de la misma manera, sin demasiadas esperanzas de que los plazos se acorten.

Mientras el empleo no retome sus niveles habituales anteriores a la crisis, la demanda hogareña interna seguirá contraída y continuará la recesión en todos los niveles de la economía española y mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies