Industria automotriz española: ahora es el turno de Ford España

En una muestra más de que la recesión lejos de desaparecer todavía está presente y muy vigente entre el pueblo de España, y que el problema del empleo y los parados sigue siendo el nudo más acuciante de esta crisis económica global que sigue azotando las economías de los países de la Unión Europea, los Estados Unidos, y buena parte del mundo, ahora es Ford España la que tuvo que tomar decisiones drásticas para poder sobrellevar de la mejor forma posible esta crisis.

La dirección de la automotriz anunció hace un par de días que lamentablemente iba a tener que eliminar 600 puestos de trabajo en su planta de Almussafes, para intentar asegurar que la permanencia de la terminal automotriz en el país fuese viable.

Como casi siempre ocurre en estos casos, la empresa propuso a sus trabajadores bajas voluntarias y prometió seguir las conversaciones con los sindicatos afectados por estas medidas en el próximo mes de Setiembre, a la espera de ver si la situación sufre un casi milagroso vuelco que permita dar marcha atrás con la medida.

Ford dio a conocer un informe a su personal que muestra que la situación que se prevé para el cuarto trimestre de este año indica que habrá un importante exceso de personal en la planta montada en las cercanías de Valencia, ya que se estima para ese período una producción de alrededor de 1.460 unidades por día, bastante por debajo de la media y las estimaciones iniciales.

La planta deberá pasar de trabajar tres a dos turnos, y eso originará obviamente un sobrante de personal que en estos momentos Ford asegura no poder absorber. Todo esto debido a una caída sin precedentes de la venta de automóviles en toda la Eurozona y Europa en general.

El secretario general de UGT en Ford Almussafes, Gonzalo Pino, hizo referencias muy negativas al hecho de que la Empresa haya esperado al último día en que el grueso de los empleados trabajaron antes de las vacaciones anuales para dar a conocer la noticia, quitando así toda posibilidad de reacción inmediata, y puso énfasis en el hecho de que “habrá que esperar para tener toda la información que se pueda recabar y sentarse con calma a analizar los pasos a seguir, de manera que esta dramática situación se pueda contrarrestar con medidas que lo único que importa es que sean lo menos traumáticas posibles para los trabajadores”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies